Las movilizaciones y bloqueos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca han provocado el desabasto de combustible y el surgimiento del mercado negro, dónde el litro de gasolina es “ofertado” entre los 40 y 50 pesos.

«Las gasolineras no tienen combustible… el litro se comercializa entre 40 y 50 pesos a través de lugares clandestinos”, denunció en entrevista radiofónica el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.

En lo oscurito, así se comercializa el combustible en el estado, que ya sufre los estragos de los 20 bloqueos que mantiene la CNTE como medida de presión en contra de la Reforma Educativa.

«¿Quieres gasolina? ¿Magna, Premium, Diésel?”, te dice un joven lánguido y sudoroso. “No hay en la gas, ya se acabó”, advierte.

Por un garrafón de 20 litros se pagan mil pesos, cuando se venían cubriendo 280 pesos; al costo hay que sumar el sigilo con el que debes de conducirte en la zona de Huatulco.

«Allá, al fondo, te veo”, te señala.

Llegas al punto de reunión y un menor de edad es el que te conduce al lugar, una casa con varios tambos con Magna y Premium. Ahí está, el oro negro en que los bloqueos de la CNTE han convertido el combustible.

Hay crisis en Oaxaca… mientras algunos hacen largas filas en gasolineras o son vencidos por el mercado clandestino para adquirir combustible; en centros comerciales y tiendas otro es el problemar Reportan una caída de 80% en sus ventas.

Y si de gas hablamos, también has escasez: Las familias usan leña en lugar de gas.

Con información de Excelsior.