Tras una reunión con los magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), el gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, reconoció que existe la posibilidad de que 200 millones de pesos etiquetados para Veracruz por parte de la Secretaría Técnica para la Implementación del Sistema Penal (Setec), se pierdan si el Gobierno del Estado no aporta los recursos que le tocan; es decir, 100 millones de pesos, de manera inmediata.

“Iré a la Ciudad de México para pedirles que no se cancelen estos recursos y que esperen a que llegue el 1 de diciembre. Me comprometí con los magistrados a garantizar que el Gobierno del Estado aportará los 100 millones de pesos que corresponden para que estos recursos no se pierdan”.

Dijo que los magistrados le manifestaron la urgente necesidad de que el Ejecutivo cumpla con su parte con la ejecución de resoluciones del Poder Judicial, porque ha pasado que no se cumplen y esto es justicia denegada.

Además, la capacitación de los abogados con respecto al nuevo sistema de justicia penal, pues los magistrados le hicieron saber las deficiencias en este tema y en la infraestructura de las salas de juicios orales.

Asimismo, indicó que durante la reunión que se prolongó por más de una hora, le dieron conocer los detalles de la implementación del nuevo sistema de justicia penal.

“Fue una reunión muy interesantes, para ponerme a sus órdenes, para reiterar mi respeto hacia el Poder Judicial y analizar los nuevos sistemas de justicia penal alternativos”.

En breve entrevista, aseguró que también sostuvo una platica con casi todos los magistrados para verificar los detalles del nuevo Sistema Nacional Anticorrupción y cómo se deben ajustar leyes y procedimientos estatales.

“De qué manera el Ejecutivo y Poder Judicial podemos colaborar como establece la Constitución para que la justicia sea pronta y expedita”.

Yunes Linares calificó la reunión presidida por el magistrado presidente del Consejo de la Judicatura y del Tribunal Superior de Justicia, Alberto Sosa Hernández, como muy “productiva” y “extraordinaria” por el bien de Veracruz.

Cabe destacar que aunque la reunión fue a puerta cerrada, se escuchó en varias ocasiones a los magistrados que rompieron en aplausos ante los comentarios del Gobernador electo.

La mayoría de magistradas y magistrados, vistieron con trajes o vestidos color azul y amarillo, a diferencia de ocasiones anteriores en que el color rojo predominó en su vestuario.

 

 

 

 

 

Avc