Veracruz, Ver.- Aplausos, porras, solicitudes, peticiones y súplicas fue lo que familiares de pacientes le lanzaron al virtual ganador de la elección de gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, en la visita que realizó al Hospital de Alta Especialidad de Veracruz.

Aunque el panista iba a una entrega familiar de un donativo, la gente se le abalanzó para hacerse oír, al tiempo que externaba sus esperanzas de que la situación del hospital cambie.

Los médicos, enfermeras, familiares de pacientes, dirigentes sindicales de la Secretaría de Salud y otras personas que estaban en el hospital se desvivieron por gritar y entregar sus listas de deseos.

Las necesidades básicas del hospital como medicamentos o la forma en que trabaja este, ingresaban dentro  de las peticiones, pero también un cambio radical en el sistema de gobierno.

“El cambio, todos queremos el cambio (…), que trabaje bien, principalmente con los policías, les traemos de comer a la gente que está aquí (…), tampoco hay medicamentos y el seguro popular no quiere cubrir nada, nada quiere cubrir, aquí los pacientes entran caminando y desgraciadamente salen en cajas”, sentenció una de las mujeres que gritaba las porras.

Yunes Linares avanzaba a paso lento, mientras volteaba a ver a uno o a otro de los que pedían apoyo y los escuchaba brevemente para después canalizarlos con alguien de su personal.

La multitud de personas que había a su alrededor le impedía avanzar más rápido, lo que combinado con la falta de aire acondicionado provocaban que todos sudaran, revolviendo los olores emanados de los cuerpos con aquellos propios del hospital.

Una decena de acompañantes del que fuera candidato del PAN, incluido el exdiputado federal Humberto Alonso Morelli recopilaban los papeles que les entregaban al virtual ganador.

Entre ellos, las enfermeras le pedían inclusive papelería básica, o algunos otros productos que pedían en improvisadas listas.

Inclusive en el evento, el director del hospital Nicolás Chantiri Pérez se unió a las peticiones pidiendo al “gobernador” que atienda las carencias del mismo.

Yunes Linares entregaba a cambio de estas algunas tarjetas de presentación para que le llamen a su equipo después.

A su salida un “muera el rey, viva el rey” se escuchó entre la multitud, provocando la risa de algunos.

Lentamente entre la gente que pedía, el virtual ganador de las elecciones salió del nosocomio para subirse él y su equipo a grandes camionetas y marchar con rumbo desconocido.

 

 

 

 

 

Avc