Antes de ponerse su máscara de Chewbacca y protagonizar el vídeo más visto de Facebook Live hasta la fecha, Candace Payne explicaba al inicio de la grabación cómo la había adquirido. En realidad la había comprado para su hijo, pero al verla en la tienda le gustó tanto que cambió de opinión. «Probablemente él me la vaya a quitar, pero es mía. ES MÍA y me la voy a quedar», decía con determinación esta mujer estadounidense.

Para zanjar cualquier polémica que la máscara pudiera causar entre madre e hijo, un representante de Khol’s – la tienda en la que Payne la compró – se ha plantado en su casa de Dallas con otros dos ejemplares para sus dos niños. La compañía agradece así que millones de personas en todo el mundo – el vídeo supera ya los 128 millones de reproducciones – hayan escuchado el nombre de su marca

Tanto Khol’s como Payne, han compartido el vídeo con el momento de la entrega en sus perfiles de Facebook. Junto a las máscaras han recibido un lote de juguetes de Star Wars y una tarjeta-regalo valorada en 2 mil 500 dólares. «No queremos que compartas tu máscara con nadie más, así que hemos ‘confiscado’ máscaras para todos», le explicó el trabajador de la compañía, «No imaginas lo agradecidos que estamos».

Esta entusiasta fan de Chewbacca de 37 años, ha hecho reír a millones de personas con un vídeo grabado en su coche y retransmitido en directo a través de Facebook Live el pasado 19 de mayo. Lo que en principio era una especie de unboxing improvisado, se convirtió después en una hilarante grabación en la que alterna su risa contagiosa con el característico sonido que emite el personaje de Star Wars.

En declaraciones a Buzzfeed Payne ha definido como «surrealista» todo el interés generado y ha explicado que su intención era simplemente «enseñar a sus amigos su último juguete». El viernes, cuando la cifra de visitas había superado con mucho sus expectativas, Payne deshabilitó todas las notificaciones del teléfono se sentó en el suelo de la cocina y, dice, agradeció a Dios su alegría y su habilidad para transmitírsela al resto: «Creo simplemente que el mundo necesitaba esta dosis de alegría en este momento».

Payne ha conseguido desbancar al streaming de la explosión de una sandía que ostentaba el récord de visitas de Facebook Live, la nueva aplicación de la red social para emitir vídeos en tiempo real. En su opinión «son muchos quienes tratan de guionizarlo todo hoy en día y la gente está cansada de ver cosas falsas. Fue un momento sin preparar, vulnerable, real, que quedó retratado».

Con información de El País.