Un submarino del Ministerio de Petróleo de Egipto viaja hacia el lugar donde se estrelló el vuelo 804 de EgyptAir en el Mediterráneo oriental, según anunció el presidente del país.

Abdel Fatah al Sisi explicó que el submarino, que se unió el domingo al operativo que busca las cajas negras del avión siniestrado -que graban datos de vuelo y conversaciones de cabina- puede operar a una profundidad de 3 mil metros.

En sus primeras declaraciones en público desde el accidente del Airbus A320 el jueves, cuando cubría la ruta entre París y El Cairo, Al Sisi dijo que «tomará tiempo» determinar la causa exacta del siniestro en el que fallecieron los 66 ocupantes de la aeronave.

El mandatario dio las gracias a los países que se unieron a los barcos y aviones egipcios en la búsqueda de los restos del aparato.

Datos del vuelo filtrados el sábado mostraron la existencia de problemas en la cabina y humo en un baño del avión antes del choque. Tres minutos antes de perder contacto con los radares, las alarmas del Airbus sonaban sin descanso.

Autoridades advierten que es demasiado pronto para saber qué ocurrió con la aeronave  -el ministro francés de Exteriores dijo el sábado que «se están examinando todas las hipótesis»- pero cada vez más pruebas apuntan a una catástrofe dramática y repentina que hizo que el avión se estrellase en el Mediterráneo oriental en la madrugada del jueves.

El ejército egipcio difundió el sábado las primeras fotografías de los restos encontrados en el mar hasta el momento, entre los que había objetos personales y asientos dañados.

Según las autoridades, el avión viró a la izquierda, luego a la derecha, efectuó un giro completo y cayó 11 mil 582 metros al mar sin enviar nunca una señal de alerta.

Aviones y barcos egipcios y de otros cinco países —Grecia, Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y Chipre— buscaban en una amplia zona del Mediterráneo, un día después de que el ejército egipcio encontrara restos del avión en el mar, unos 290 kilómetros al norte de Alejandría.

La profundidad en la zona es de entre 2 mil 440 a 3 mil 50 metros y las señales de las cajas negras pueden detectarse a una profundidad de hasta 20 mil metros.

Con información de AP.