Veracruz, Ver.- Las órdenes de aprehensión obsequiadas por el Juez Tercero de Primera Instancia del distrito judicial de Veracruz en contra de los jóvenes Jorge Cotaita Cabrales y Diego Cruz Alonso siguen vigentes, por lo que continúa su búsqueda por parte de las autoridades ministeriales.

El señor Héctor Cruz Hernández reconoció que su hijo Diego Cruz Alonso es requerido por el juez Tercero de Primera Instancia, lo mismo que Jorge Cotaita Cabrales, a quienes se involucra en el caso de pederastia cometido en agravio de una menor de edad de identidad reservada, según consta en la causa penal 83/2016.

Cruz Hernández aseguró que su hijo es inocente, sin embargo, dijo que no lo presentará ante el juez que lo reclama debido al delito del cual se le señala.

Consideró que la menor que denunció a Enrique Capitaine Marín, Jorge Cotaita Cabrales y Diego Cruz Alonso solo pretende hacerles daño.

“Lo aseguro (que mi hijo es inocente) al 100 por ciento, él estuvo un lapso de 23, 24 segundos, cuando él estuvo en el coche y esta niña se pasó al frente, realmente no sé qué pretende esta niña con tanto daño, no está hablando con la verdad, ahí están las pruebas en el juzgado”, insistió.

El papá de Diego Cruz comentó que el expediente de la causa penal 83/2016 no cuenta con elementos para comprobar el delito del cual se señala a su hijo y a los otros dos jóvenes involucrados en el caso.

Mencionó que testigos de los hechos, ocurridos en enero del 2015, no se han presentado al juzgado pese a solicitar que acudan a declarar en el caso.

“Lo que queremos es esclarecer este asunto, realmente los testigos no se han presentado, no se presentó el señor Javier Fernández, o sea, si quieren aclarar la verdad, aquí estamos, que se presenten, que declaren para que se tengan que hacer las cosas como se deben de hacer”, remató.

 

 

 

 

 

 

 

José Juan García