A pesar que la industria de los alimentos y las bebidas es la segunda empleadora a nivel nacional y primera generadora de autoempleo, en el estado de Veracruz no se le ha “magnificado”, expuso el presidente del Consejo Gastronómico Veracruzano (CGV), Francisco Javier Cuevas Ferrer.

Informó que hasta el año 2014 se contaban en Veracruz con 70 mil 500 establecimientos dedicados a la venta de alimentos y bebidas.

“Multipliquen que cada establecimiento o prestadores de servicios cuente con 10 empleados, entre garroteros, cocineros, meseros, es un promedio, hay restaurantes que cuentan  hasta con 30, 40, 50 operativos, son miles de empleos los que se generan, por eso es tan importante”, definió.

Esta industria dijo el chef, requiere interés por parte  de las autoridades de la secretaría de Turismo, Cultura y Cinematografía y de la secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural, Pesca y Alimentación (Sedarpa).

“La gastronomía requiere interés, que sea volteada a ver, porque es irónico que siendo uno de los estados más importantes con acervo cultural y culinario, ni siquiera figuremos dentro de los primeros diez lugares, está para llorar el asunto culinario en la entidad, el campo veracruzano, el café, el maíz”, indicó.

Entre las pérdidas de productos del campo veracruzano, se cuentan la vainilla, que anteriormente la zona del Totonacapan, en el norte del estado, era conocido a nivel internacional por este aromático.

En cambio, es ahora el país de Madagascar, el exportador número uno de la vainilla a nivel internacional.

“Para que la gastronomía en Veracruz crezca se requiere que haya productos del campo veracruzano, educación en alimentos y bebidas. Creemos que el trinomio perfecto es la gastronomía, turismo y cultura”, dijo.

El Consejo Gastronómico Veracruzano realizó el 4to Foro de Fomento a la Gastronomía en esta ciudad, y aunque invitaron al candidato a gobernador de la coalición “Rescatemos Veracruz” Miguel Ángel Yunes Linares, el político no llegó, porque sostendría una conferencia de prensa en el municipio de Boca del Río a las 12:00 horas.

En entrevista, Cuevas Ferrer señaló que la gastronomía y las bebidas es una economía que no sólo la constituyen los restaurantes, sino que también la integran la producción del campo, los productores, los fletes, el traslado de alimentos, mobiliario, mantelería, loza, así como los meseros, ayudantes de cocina, chef, garroteros, y personal de limpieza entre otros.

Al finalizar consideró que los aspirantes a tener un cargo de elección popular como llevar las riendas del estado, deben saber que el sector de alimentos y bebidas es una cadena de valor económico y laboral, sin embargo no se ha “magnificado su importancia”.

 

 

 

 

 

Verónica Huerta