Boca del Río, Ver.-  El vocal ejecutivo del Fideicomiso del Tres por ciento a la Nómina, Gustavo Sousa Escamilla, dio a conocer que el Gobierno del Estado tiene pendiente la entrega de 700 millones de pesos a esa área a su cargo a seis meses de que concluya el actual sexenio.

Sin embargo, comentó que el monto ha ido disminuyendo debido que se están haciendo algunos pagos directamente desde la Secretaría de Finanzas y Planeación.

“El Gobierno del Estado debe dinero al fideicomiso pero está haciendo pagos”, indicó.

Dijo que se espera que antes de que culmine el sexenio se paguen todas las deudas que tiene el Fideicomiso con proveedores.

Por otra parte, consideró que las propuestas para regresar el impuesto a la nómina al 2 por ciento son positivas.

Dijo que a pesar de ello, el incremento al 3 por ciento no tuvo ningún impacto puesto que los empresarios siguen pagando, pero sería viable disminuirlo.

“En aspectos positivos decir que entre menos pague un empresario en impuestos sobre todo lo que se refiere a la nómina, lógicamente puede incentivar la creación de nuevos empleos (…) yo me quedaría de disminuir por el 2, creo que cualquier disminución de impuestos incentiva a los empresarios”, comentó.

Sostuvo que actualmente los empresarios, municipios y gobierno del estado han estado pagando a tiempo.

Afirmó que esto es muestra de que el aumento no ha causado ninguna molestia por parte del gremio empresarial.

Indicó  que se podría buscar incentivar a los inversionistas por medio de la disminución de impuestos.

Sousa Escamilla dijo que lo mismo podría suceder con otros impuestos como por ejemplo el Impuesto Sobre la Renta que es un gravamen federal.

 

 

 

 

 

Avc