Sin mostrar el número de expediente o carpeta de investigación, sin dar a conocer los nombres de otros implicados, la organización a la que representan o cualquier dato que sustente la denuncia, se presentaron Gerardo del Moral y su abogado, Óscar Márquez Pablo, ante los medios de comunicación para hablar sobre una supuesta denuncia contra el candidato de la alianza PAN-PRD “Unidos para rescatar Veracruz”, Miguel Ángel Yunes Linares.

En el marco de una guerra sucia que se ha emprendido de uno y otro lado entre candidatos a Gobernador, y a menos de un mes de que se lleve a cabo la elección en el estado, una nueva acusación fue vertida sobre el político panista.

Este jueves en medios de comunicación circuló información sobre una denuncia interpuesta ante la Fiscalía Especial para los delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra) de la Procuraduría General de la República (PGR) contra el candidato por los delitos de abuso de menores.

No obstante, en rueda de prensa de este jueves el abogado Óscar Márquez se negó a proporcionar el número de carpeta de esta denuncia, alegando que estaba imposibilitado a otorgarlo, a pesar de que esto no constituye falta alguna o entorpecimiento en las investigaciones.

Negó también vínculo alguno con algunas de las 40 supuestas asociaciones civiles que presuntamente denunciaron al candidato y Del Moral negó ser vicepresidente de la Confederación Mundial ProDerechos Humanos Segura A.C., a pesar de que en un primer momento se ostentó como tal.

A través de sus redes sociales, la Fundación Find A.C. negó haber participado en la denuncia contra el candidato panista o si quiera tener la figura de “vicepresidente”, por lo que desde su cuenta de Twitter @fundacionfind negaron su participación en este tema.

Pese a la falta de sustento, Gerardo del Moral aseguró que hace una semana supuestos padres de víctimas se acercaron a él en calidad de ciudadano y a partir de ahí los acompañó en la interposición de esta denuncia, por actos presuntamente cometidos en 2006 en un yate que navegaba aguas internacionales.

Al cuestionarle la falta de información sobre la denuncia, insistió en repetidas ocasiones que no podía brindar detalles o ningún tipo de información –como el tipo de pruebas presentadas ante la PGR– para sustentar sus dichos.

Cabe destacar que en 2012 la Confederación Mundial Pro Derechos Humanos Segura, AC, a la que en un principio adjudicó la denuncia, fue acusada de vender identificaciones como promotor, defensor o investigador de derechos humanos.

En esa ocasión esta asociación ofrecía “membresías” para quienes quisieran obtener una de estas identificaciones, y cuyo precio variaba de entre 500 a 5 mil pesos, según el tiempo de duración.

Cuando se le preguntó si alguien lo había mandado a denunciar –en tiempos electorales– al candidato panista, aseguró que nada tiene que ver la denuncia con los tiempos políticos que se viven en el estado; sin embargo, no aportó pruebas ni información sobre la supuesta denuncia.

 

 

 

 

Avc