Córdoba, Ver.-  La caída del exdelegado de Prospera, Alejandro Baquedano Sánchez, es apenas el primer “round” en este proceso electoral, que no sólo hace evidente la corrupción del PRI, de los funcionarios y diputados a favor de Héctor Yunes, sino que vendrá lo peor con la represión y agresiones que realizarán efectivos del Mando Único, Tránsito y Seguridad Pública en contra de activistas de oposición.

“La segunda fase del gobierno para mantenerse en el poder es esa, vestir de civil a su efectivos policiacos para amedrentar, amenazas y hasta agredir a la oposición, ya ocurrió el año pasado en Córdoba y otros puntos del estado, por lo cual hoy exigiremos la presencia del Ejército, la Marina o Gendarmería”, afirmó Iván Espinosa Hermida, presidente del Comité Directivo Municipal del PAN en Córdoba.

El entrevistado apuntó que se está generalizando el malestar de beneficiarias de Prospera porque bajo engaños las están convocando para asistir a reuniones urgentes, donde lejos de ver situaciones del programa federal, pretenden inscribirlas al programa proselitista “Creciendo”, obligándolos además, a votar por el candidato del tricolor a la gubernatura, sin duda “están desesperados ante su inminente derrota”.

Dijo que se tiene una elección competida y es necesario garantizar la seguridad en todo Veracruz, pero sobre todo que los cuerpos policiacos no actúen a favor del PRI.

“No se puede tener una elección donde hay impunidad, hay gente que rodea casillas, amedrentan a personas, tienen artimañas para robar votos, así es que desde ahorita hacemos ese llamado porque no queremos que pase a mayores, es una jornada electoral, cívica, la gente debe participar con tranquilidad y sin temores”, apuntó.

Recordó que en la última elección se identificaron a vehículos con calcomanías las cuales operaban con elementos de tránsito y policía para llevar a personas a las zonas e hicieran desmanes, ese tipo de “guerra sucia” , agregó, no se va a permitir.

 

 

 

 

 

 

Avc