Para lograr una reingeniería financiera en el Estado se debe crear un grupo multidisciplinario que analice las opciones para sanear la hacienda local, además se requiere el aval del gobierno federal para poder lograrlo.

Así lo planteó el diputado local Ricardo Ahued Bardahuil quien señaló que el próximo gobernador debe tener la disposición de escuchar a los representantes de los sectores productivos e investigadores para tener flujo de efectivo que permita implementar acciones de salud, educación, seguridad y cumplir con los pagos pendientes.

“Se necesita que se acuerde el gobierno federal que Veracruz es una entidad federativa porque parece que el Estado no forma parte de la República” dijo y lamentó que el gobierno federal priista este apoyando a entidades -donde gobierna la oposición- como Puebla, Michoacán y Estado de México con obras y acciones millonarias.

“Hay un marcado desprecio a Veracruz, tenemos que ganarnos esa confianza para que lleguen inversiones”, insistió

Explicó que la próxima administración debe tener como prioridad la revisión de las finanzas el estado “de manera profunda, directa y seria”, y plantear un esquema ya sea de reestructuración o ingeniería financiera que le de viabilidad y movilidad a inversionistas, para reforzar las acciones en el campo y la industria y todo lo que sea un detonante económico.

“No hay manera si no se inicia con el tema de las finanzas, yo llamaría a gente como Rafa Arias, Hilario Barcelata, colegio de Contadores, sociedad civil y que el sector empresarial nombre un financiero para que todos opinaren con el nuevo gabinete, para tomar las medidas adecuadas para salvaguardar la inversión que necesita el Estado”.

Afirmó que en el DF se está dando una inversión de 70 mil millones de pesos en la construcción del tren bala y en Veracruz no hay dinero, “y eso se tiene que acabar”.

 

 

 

 

 

Isabel Ortega