Atoyac, Ver.- En el marco del X aniversario de la Central Energética de Atoyac (CEA), Salvador Romero Valencia, director general del Grupo Alcoholera de Zapopan (AZ), dio a conocer que la central ganó la licitación para proveer de bioetanol a Petróleos Mexicanos (Pemex), hecho que se consolidará a partir de enero de 2017 y por diez años.

Con esto se espera moler 500 mil toneladas de caña en ocho mil hectáreas de terreno y con ello superar las 300 mil toneladas en cinco mil hectáreas cultivadas.

La Central Energética de Atoyac es la única empresa en el país que produce bioetanol y electricidad con el bagazo de caña, pese a que existen 50  ingenios.

Este jueves en las instalaciones de la factoría se dieron cita representantes del Gobierno estatal y federal así como invitados especiales quienes presenciaron el anuncio que sin duda impactará en la actividad económica del centro del estado.

“Somos productores de energías limpias, sin duda es una buena noticia el ganar la licitación porque esta empresa genera fuentes de empleo y con ello da sustento económico a más de tres mil familias entre los abastecedores de caña, transportistas, obreros, cortadores, vendedores de comida y los administrativos, así que significa que habrá trabajo”, indicó.

El plazo de diez años para entregar bioetanol es un buen periodo para ser más “dinámicos”, sin embargo reconoció que a lo largo de estos años el mantener la factoría ha sido un esfuerzo de muchas personas, socios e incluso instancias federales y estatales que también han apoyado, pero con este tipo de logros hay confianza de que todo ha valido la pena desde aquel 5 de mayo de 2010 cuando se dio su apertura.

Explicó que Grupo Báltico también ganó licitación, pero en la Central Energética de Atoyac se produce con jugo de caña y Báltico utilizará aún melaza, producto que se ha encarecido en el mercado y complica el obtener grandes ganancias.

Habló también de la estabilidad que tiene la empresa y que se entregarán un millón de litros de etanol al mes en el punto de distribución y almacenamiento de Pemex, en Perote.

 

 

 

 

 

 

 

Avc