Magistrados locales desecharon la queja del Partido Acción Nacional (PAN) sobre el uso de recursos públicos de la Secretaría de Gobierno, que encabeza Flavino Ríos Alvarado, quien  convocó a una reunión de alcaldes a la que asistió Héctor Yunes Landa.

En la sesión nocturna el magistrado ponente, Roberto Sigala, aseguró que las pruebas que presentó el representante de AN, Lauro Cruz, no fueron suficientes para demostrar su dicho, y una declaración notariada de un asistente  a la reunión no es suficiente, por lo que es inexistente  el acto que acusa el partido político.

Al revisar el proceso especial sancionador 23/2016 se recordó que el pasado 29 de marzo se citó a una reunión a alcalde del PAN, PRI, PRD y AVE, entre otros, a donde se revisaron algunos temas, y se condicionó la aprobación de la cuenta pública a cambio del apoyo al candidato del PRI.

Se señaló como responsables de los hechos al secretario de gobierno, Flavino Ríos, a la directora del Invedem, Marilda Rodríguez, así como el dirigente del PRI, y el candidato al gobierno de Veracruz, Héctor Yunes Landa.

Durante el análisis se les dio la garantía de audiencia a los acusados, quienes  negaron los hechos,  a pesar de que se recibió un testimonial ante un notario público, al fedatario no le consta que lo dicho por el alcalde Rodolfo Eliazar Hernández, por lo que  no se le puede dar más valor que el de un relato.

“Al fedatario no le consta que diga la verdad, pero esta persona no presenta ningún otra prueba que pueda referir que así fue. La ponencia a mi cargo se puede percatar que hay un twitter, donde se habla de una reunión de mando único, pero no se infiere que haya el presidente de un partido o un candidato”, afirmó el magistrado ponente Roberto Sigala Aguilar.

El ponente mencionó que se  certificó la existencia de la cuenta de twitter de la Segob, donde se confirma una reunión de alcaldes, pero reitero que esa prueba es insuficiente para acreditar la participación de Héctor Yunes en el encuentro.,

“No se puede inferir que tenga relación con los mensajes, pues solo se acredita la reunión, pero no se corrobora la asistencia de candidatos”.

Al considera que las pruebas no resultan suficientes para demostrar la reunión del hotel y no se tienen mayores elementos para ver si hubo uso indebido de recursos públicos, era inexistente la violación de la ley.

 

 

 

 

Isabel Ortega