Coatzacoalcos, Ver.- Los operativos, cambios de mandos, el despliegue de más policías y la adquisición de vehículos así como armamento por parte de las autoridades no han sido suficiente para frenar a la delincuencia que opera en Coatzacoalcos.

En lo que va del año se ha registrado más de una decena de homicidios dolosos y secuestros en el antiguo Puerto México, prácticamente todos los casos siguen impunes.

Mujeres, hombres, migrantes, jóvenes, empresarios, maestros, médicos, trabajadores petroleros, policías y la sociedad en general ha sido víctima del hampa, sin que hasta el momento haya algún responsable purgando condena en la cárcel.

La ciudadanía ha salido a las calles de Coatzacoalcos, y de las principales ciudades de la región, a manifestarse por la ola de inseguridad y violencia, pero sus reclamos no han surtido efectos en el gobierno.

Si bien las autoridades han escuchado a las personas y se han reunido con ellas, la estrategia del combate a la delincuencia recae en el Mando Único y a tres años del inicio de sus operaciones no hay mejoras.

Las estadísticas hablan por sí solas y los homicidios o secuestros cada vez lastiman más a la población, pues ahora ocurren a plena luz del día sin importar si es en la vía pública o en algún establecimiento comercial, etc.

Cambios de mando

El 19 de enero, el general de Brigada Diplomado Estado Mayor (DEM), Cruz Eduardo Vega Rivera, rindió protesta como comandante de la XXIX Zona Militar con sede en el municipio de Minatitlán, al sur de la entidad.

Procedente de la Guarnición Militar de Cancún, en el estado de Quintana Roo, el general reveló en el cargo a su homólogo, Hilario Mata Tinoco, quien estuvo durante un año en el puesto.

A principios del mes de mayo, el vicealmirante José Francisco Ortiz Ortiz asumió la Comandancia de la Tercera Zona Naval en Coatzacoalcos, en sustitución de Carlos Manuel Fernández Monforte Brito.

Sin embargo, el recién nombrado mando naval descartó el reforzamiento de la seguridad y apuntó que por el momento se realiza un análisis de la situación de la ciudad.

Más policías, pero sin estrategia

A lo largo del 2016, el Gobierno de Veracruz ha anunciado en dos y hasta tres ocasiones la llegada de más policías a Coatzacoalcos.

Lo dijo el gobernador Javier Duarte de Ochoa el pasado 27 de enero durante la reunión del Grupo de Coordinación Veracruz, luego el subsecretario de seguridad pública, José Nabor Nava Holguín debido a las fiestas del carnaval y el 10 de abril la dependencia reportó la llegada de 200 policías más en lo que el titular de la SSP, Arturo Bermúdez Zurita, llamó un nuevo blindaje en todo el sur.

Las autoridades estatales reiteraron que no habrá cambios en la estrategia e insistieron en que el Mando Único seguirá operando en la región.

Homicidios y secuestros a la orden del día

Los delitos de alto impacto –secuestro, homicidio y robo con violencia- han incrementado en los últimos meses.

Uno de los casos que conmocionó a la sociedad fue el homicidio del empresario Gertrudis Guízar Valladares, al oponerse al rapto de su nieto a las afueras de su domicilio. El constructor fue baleado y los responsables huyeron.

La policía ha protagonizado persecuciones sobre delincuentes, como el 25 de enero en la colonia Vistalmar, luego de que un par de sujetos intentaran privar ilegalmente su libertad a una dama en un centro comercial ubicado al poniente del municipio.

Ese mismo día un comando armado asesinó a un agente ministerial y rescató a un presunto  secuestrador que era trasladado a Coatzacoalcos a bordo de un taxi.

A principios del mes de marzo, la ciudadanía recibió la noticia de que el director de una escuela primaria había sido secuestrado junto con su hija.

El caso provocó indignación entre los porteños hasta que ambas víctimas fueron liberadas luego de pagar un rescate.

Dos meses después, se registró un nuevo hecho de sangre en el tiradero a cielo abierto de las Matas. El saldo: tres presuntos delincuentes muertos y el hallazgo de los cuerpos de tres personas ejecutadas, esto luego de un enfrentamiento a tiros con elementos de la Fuerza Civil.

Hace menos de un mes, seis jóvenes oriundos del municipio de Nanchital que fueron secuestrados escaparon de la casa de seguridad en la que los mantenían sus captores, en el fraccionamiento Punta Caracol, al poniente de Coatzacoalcos.

El 3 de mayo fueron liberados 11 migrantes secuestrados por un pollero en un hotel de la ciudad.

Sin embargo, el último hecho que enlutó a Coatzacoalcos fue el homicidio de dos personas a las afueras del Colegio Anglo Mexicano.

Alrededor de la una de la tarde, la empresaria Leticia Candelaria González Chávez iba por su hija acompañada de su escolta, Antonio González, pero ambos fueron baleados por sujetos desconocidos a bordo de una moto. La tragedia, nuevamente, despertó indignación, pero hasta el momento no hay un detenido.

 

 

 

 

Armando Ramos/AVCNoticias