Ciudad de México.- Felipe Capitaine, padre de Enrique Capitaine, uno de los jóvenes acusados de abusar sexualmente de una joven en Costa de Oro y a quien un Juez ya dictó orden de aprehensión, afirmó que su hijo nunca ha salido del país, y se encuentra en “alguna ciudad de Veracruz”.

El, junto con Héctor Cruz, padre de otro de los jóvenes acusados presentó una denuncia ante el Ministerio Público Investigador Agencia Primera de Veracruz en contra de Javier Fernández, padre de la menor violentada y Ricardo Fernández, por el delito de privación ilegal de la libertad, extorsión y lo que resulte.

“Lo que nosotros denunciamos ya se los dije hace un momento, no les puedo dar la información total de la denuncia porque es reservado, de la secrecía, Ricardo Fernández Rivero y Javier Fernández Gómez, que es el papá de Dafne, por acciones contra nosotros, contra la familia”, expresó.

El ex alcalde de Nautla consideró que el caso es resultado de una campaña de engaño promovida en contra de su hijo.

Felipe Nicolás Capitaine Rivera consideró que su hijo no tuvo la oportunidad de defenderse de las acusaciones de la joven que supuestamente fue víctima de abuso sexual.

Capitaine Rivera aseguró que su hijo todavía acudió a su casa hasta aproximadamente 25 días.

“Te quedas perplejo, como padre no sabes qué pasa en ese momento, mi hijo le pedía insistentemente la palabra cuando le hacían acusaciones, cosa que nunca le dieron oportunidad de defenderse, la pareja de Ricardos, cuando le decía que era un chacal, que lo había mandado a matar cuando se había escapado cinco minutos”, añadió.

El entrevistado dijo que su hijo se encuentra en el estado de Veracruz pero desconoce en qué sitio exactamente.

El ex alcalde de Nautla recordó que su hijo no tuvo problemas en la vía pública o en cualquier otra actividad, pero consideró la familia atraviesa actualmente por una situación difícil pues las autoridades judiciales reclaman a su hijo.

“Mi hijo está en Veracruz, no sé en qué lugar en este momento y si supiera obvio que tampoco lo voy a revelar (…), imagínese usted cómo podría vivir como madre teniendo una orden de aprehensión de su hijo por algo que no cometió, por un delito que no existe, imagínese cómo estaría viviendo”, finalizó.

 

 

 

 

Avc