Veracruz, Ver.- El representante legal de Selva de Toztlan, Alberto Córdova Ortiz, afirmó que la entidad veracruzana se ubica en el primer lugar nacional en problemas ambientales.

El ambientalista aseguró que no existe una región del estado que se mantenga libre de deterioros ambientales.

Señaló que se observa la destrucción de humedales y manglares, plantas residuales que no operan correctamente, además de la tala que se registra en el Cofre de Perote y el Pico  de Orizaba.

“Veracruz es el número uno nacional en daños ambientales, en todo el estado, nosotros ahorita estamos hablando de la selva, pero en el caso de Veracruz tenemos destrucción de humedales y manglares por todos lados, tenemos la ampliación del puerto.

“No hay plantas residuales efectivas para regular las descargas de aguas negras, el Cofre de Perote, el Pico  de Orizaba, o sea, ahorita realmente en Veracruz no hay una zona que se salve o que esté bien conservada de toda la problemática de deterioro que hay”, puntualizó.

Alberto Córdova Ortiz refirió que otra de las zonas que presenta daños ambientales es la selva de la Reserva de la Biosfera de Los Tuxtlas, la cual fue declarada como zona protegida en el año 1998.

Comentó que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente ingresó a la zona en el año 2000 pero no lo ha vuelto a hacer desde ese entonces, lo cual ha contribuido al deterioro de la reserva.

El representante legal de Selva de Toztlan manifestó que la ganadería representa la principal actividad que afecta a esa zona protegida.

Destacó que la selva ofrece una diversidad de servicios ambientales, como, por ejemplo, sirve como escudo en la temporada de nortes y lluvias.

Estimó que la selva desaparecerá en un periodo de 10 años en el caso de que no se tomen medidas para su protección.

“Si no hay un cambio drástico en todas nuestras actividades en unos 10 años no vamos a tener selva y esto no solo es algo que pase en Los Tuxtlas sino que es algo que pasa en todo México”, finalizó.

 

 

 

 

 

 

 

José Juan García