La eterna e infructuosa polémica entre innovadores y puristas es el tema de esta entrega final de la conversación con Emilio Bozzano Azpiri.

Sé que no hubo elección…

Hace 10 años tuvimos muchas críticas porque decían que estábamos destrozando el son, al punto que varios de los dirigentes del movimiento no me saludaban, ayer me saludó uno de ellos en cierto concierto, no diré nombres [risas], que yo creo que tenía 10 años sin dirigirme la palabra, ha cambiado un poco esa parte.

Macuiles en Tlacotalpan (Foto tomada de la página del grupo)
Macuiles en Tlacotalpan (Foto tomada de la página del grupo)

A mí lo que me ha tocado vivir, a título bien personal, es que las personas con las que he tenido roces y broncas porque dicen que estoy rompiendo el son jarocho generalmente, y no es por hablar mal de nadie, son chilangos que tiene uno o dos años que empezaron a tocar son jarocho, digo, yo toco son desde los seis años y, sí, aprendí aquí en Xalapa pero a los 15, cuando comencé con el grupo, casi cada fin de semana, o mínimo una vez al mes, me desaparecía de mi madre que me odiaba [risas] y me iba al sur a los fandangos.
A mí siempre me ha parecido que sería muy hipócrita si me pusiera a tocar son tradicional porque yo no crecí allá, yo crecí escuchando a Pink Floyd, a Janis Joplin, a Camarón de la Isla, a Paco de Lucía, música clásica, a los Beatles y a los Doors, hasta los 16 o 17 años empecé a escuchar la música que escuchaba mi generación, no me gustó y seguí escuchando muchos oldies, y mi madre, desde que me pudo sacar de la casa a los dos o tres años, iba con sus amigas a La Tasca cuando era de [Luis Castillo] Rechy, si te tocó esa Tasca, la bola de chamaquitos que estaban jugando ahí afuera éramos yo y mis amigos, Camil Meseguer también andaba por ahí y algunos otros.
Yo crecí con todo eso y no voy a decirle que no, además pasé por la Facultad y aprendí algo de música, poco o mucho, lo que sea; también pasé por JazzUV, entré con la primera o la segunda generación y estuve un par de semestres ahí, y todos los músicos que pasaron por Macuiles fueron dejando una escuela, siempre fueron haciendo un taller del grupo.
Los puristas y toda esta banda defiende el son a capa y espada como si se fuera a morir pero de repente hablas con los viejitos de allá y dicen:
-Qué chingón lo que están haciendo, qué bueno.
Yo pregunto ¿a quién le hago caso?, obviamente me voy a hacer caso a mí pero si tuviese que hacerle caso a uno de ellos dos ¿a quién le hago caso, a los señores que vivieron toda su vida tocando y que dicen qué bueno que hagan cosas nuevas o a la gente que está empezando a tocar, que ni siquiera es de esa región, que no sabe cuál es la realidad social de la gente que toca estos géneros?

Momentos

Las letras del disco hablan de todo un poco, son momentos.
Antes de partir habla de los migrantes y Las patronas. Dejarlo todo es una rola que habla sobre eso, justamente, sobre dejar estas ideas falsas que tenemos de nosotros y de los demás y aprender a vivir como comunidad. Alebrije es una canción romántica, es una letra de Rafa que habla sobre un desamor y también sobre cómo uno puede transformarse a través del amor. Chocolate es sobre este rollo de superar y de dejar atrás el dolor, la primera frase es: se me va a pasar la tristeza / algo me dice aquí dentro. Aguanieve también es una canción que habla mucho sobre amor, sobre alguien que está enamorado.

Presentación del disco Macuiles (Foto tomada de la página del grupo)
Presentación del disco Macuiles (Foto tomada de la página del grupo)

La Morena tiene una parte que a mí me parece muy dura, hoy se celebra un año de que falleció Aleph [Castañeda] y eso se grabó como un mes después. En esa canción invitamos a Ramón [Gutiérrez], yo no sabía qué iba a cantar y empezó:

Denme luto compañeros
ya se murió quien yo amaba
déjenme llorar que quiero,
a ver si llorando acaba,
a ver si llorando acaba
este dolor lastimero.

Yo lo tenía enfrente y cuando lo cantó estuve a dos de quebrarme porque a mí me pegó lo de Aleph, estuve tratando de ayudar en lo que pude como un montón de gente más, como Paty [Ivison], como Messe, todos lo de [el espectáculo] Jarocho y un montón de grupos.
La gallina es una rola que habla sobre fiesta; hay de todo en el disco, es la música que nos gusta.
A mí personalmente me gusta saber lo que la gente piensa cuando escucha las canciones, cuando escribo trato de poner dos o tres metáforas dejándolas abiertas a un par de interpretaciones. Dejarlo todo es mía y el otro día me dieron una explicación de la letra de esa canción como un tema social que en mi vida se me habría ocurrido pero dije pues sí, también podría entrar por ahí, o sea, también puede ser: vamos a dejarlo todo y vamos a ir todos juntos. A mí me gusta eso, me gusta saber cómo va a sentir las canciones la gente.

Así no cuesta trabajo aprender a caminar…

El disco se está vendiendo en físico en varios lugares de Xalapa y está en línea en Spotify, Google Play, ITunes, como en 40 plataformas, como estamos con Fonarte Latino, ya está todas las digitales que cubre Fonarte y para la venta física en tiendas fuera de Xalapa estamos esperando porque comenzamos a trabajar con Libertad Estrada, que es una mánager que tiene como 20 o 30 años de experiencia trabajando con artistas, y estamos pensando hacer un plan de medios y publicidad para meter el disco en tiendas en el DF principalmente.

Presentación del disco Macuiles (Foto tomada de la página del grupo)
Presentación del disco Macuiles (Foto tomada de la página del grupo)

Normalmente las tiendas como Fonarte meten los discos por tres meses y lo que logres vender, después te regresan los discos ya con los etiquetados de Mix Up y todas las tiendas y luego es más caro mandar los a que te los retractilen otra vez entonces la propuesta de los de Fonarte y de Libertad es vamos a hacer una buena campaña, vamos a invertirle ahí ahorita entonces estamos planeando una gira en el DF y en varios festivales para presentar el disco.
Además estamos comenzando a ver dos o tres cosas para comenzar con el siguiente material, parte de lo que se está haciendo con nuestra nueva mánager es comenzar a buscar una disquera como tal y productores para llevar el disco lo más lejos que se pueda además de darle toda la publicidad posible en México y fuera, hacia allá va el proyecto.

PRIMERA PARTE: Yo soy la criatura, soy el alebrije
SEGUNDA PARTE: Me convierto en toda cosa…

CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER

 

Te puede interesar:
El viernes 16, Miguel Centeno estrenará su video «El son de tus suspiros»

Miguel Centeno nació y creció en Acayucan, tierra de son jarocho. Cuando era niño visitaba frecuentemente a su abuelo que Read more

El viernes 9, La Calandria presentará su disco en Cauz

A principios de año platiqué con Arantxa Peláez y me comentó que La Calandria —el trío de son jarocho que Read more