A fines del año pasado, tras una década de reinvenciones, Macuiles presentó su disco homónimo, en esta segunda entrega Emilio Bozzano Azpiri nos cuenta toda la travesía del grupo.

Macuiles

En ese momento el grupo fue cambiando de integrantes, el primero en salir fue Uriel, después de estar en la Isla de Tecamichapan decidimos separarnos, luego se fue Selene y así. En este momento había entrado Karla Storch, una excelente cantante, músico y excelente ilustradora y diseñadora gráfica; Emiliano López Carlton, de Juchitán, Oaxaca, de familia de músicos, su papá es el Guajiro López que dentro del son jarocho es conocido por la décima irreverente. Entraron Sol Palaz Urbina y Ulises Godínez, esa es la segunda camada del grupo que es la que empieza como Macuiles. Desde el principio, siempre hubo una mujer, fue cambiando pero siempre ha habido mujeres en la formación.
Teníamos una función con Los Cojolites que estaban con su primera nominación y con la película de Frida, ahí comenzamos como Macuiles.
Le pusimos ese nombre por dos razones: porque éramos cinco y «cinco» en náhuatl se dice «macuilli», y porque queríamos que en el nombre hubiera algo representativo de esta zona y pensamos en el Macuiltépetl.

Me convierto en toda cosa / pero siempre sigo siendo / tu querido chupa rosa

Casi inmediatamente después de esa función con Los Cojolites Rafa Campos, al que yo conocía desde que era niño, nos invitó al espectáculo [Veracruz] Afromestizo y comenzamos a trabajar ahí.

Macuiles (Foto tomada de la página del grupo)
Macuiles (Foto tomada de la página del grupo)

Ahí es donde conocimos a Marisol [Mandujano], de eso tendrá unos nueve años, más o menos. Tuvimos una presentación de Afromestizo en el Patio Muñoz, después salió Karla y entró Jazmín Cancio, la hija de la maestra Estela [Lucio], estuvo un rato con nosotros hasta que se creó Hematombe y conoció a Nacho Quinto, comenzaron a tener su historia, se fue con Hematombe y entró Luz (Zepeda creo que se apellida), otra amiga del Puerto de Veracruz. En ese transcurso Marisol se fue acercando a nosotros y de repente la invitábamos a hacer coritos y cosas así.
El primer sencillo que hicimos lo grabamos en 2006, ahí todavía grabó Jazmín Cancio pero en la presentación ya no estaba, estaba Luz.
Marisol se integró a Macuiles, ya como tal, yo creo que por ahí del 2010, más o menos y en esa época es cuando se decide hacer un cambio un poco drástico en la alineación, Emiliano se sale antes de grabar el disco, de hecho, en la presentación que tuvimos con Afromestizo él decide que no le interesa esta parte de la fusión, todavía no hacíamos gran cosa pero ya empezábamos a modificar un poquito algunas estructuras y demás y él quería más bien tocar tradicional entonces tenemos una ruptura con él. Nos aventamos un año sin requinto, era solo voz femenina, cajón, bajo y jarana.

Macuiles (Foto tomada de la página del grupo)
Macuiles (Foto tomada de la página del grupo)

Después entra Román Méndez, de Xico, un excelente músico. Él tocó casi seis años el requinto con nosotros y yo creo que fue el requintero con quien más crecimos y con quien se embonó más el grupo en general. Muchos años después, después de mil travesías estábamos comenzando a grabar este disco, te estoy hablando hace cinco años, y Román decide irse a vivir a Polonia por problemas aquí en México, por la inseguridad y demás. Tiene la oportunidad de salir del país y se va. Habíamos grabado dos temas a medias y tenemos que volver a empezar, invitamos a Alejandro Figueroa «El grillo» y comenzamos a grabar con él, estuvo trabajando como año y medio con nosotros y también tuvo que salir del grupo.
Antes de empezar a grabar con Román Méndez conocemos a los Aguas Aguas y en una fiesta en San Cristóbal de las Casas, en un after, se suben Chocho [Manuel Monforte], Connan [Contreras] y Pepe [González] a palomear con nosotros. Manuel Monforte y Pepe se suben en sus alientos y Connan agarra un timbal que había por ahí y de repente eso nos hizo voltear para otro lado completamente porque nosotros seguíamos en el son, haciendo arreglitos, sí, pero dijimos ah chingao, esto de los alientos suena interesante, esto de meterle percusión latina suena muy bien.

Alejandro Figueroa, So3 Palaz Urbina Jimenez, Emilio Bozzano Azpiri y Ulises Uli Godinez (Foto tomada de su muro de Facebook)
Alejandro Figueroa, So3 Palaz Urbina Jimenez, Emilio Bozzano Azpiri y Ulises Uli Godinez (Foto tomada de su muro de Facebook)

Habíamos hecho cosas con percusión africana porque Palaz se dedicaba principalmente a lo afro pero nunca habíamos entrado a lo latino, creo que ese viaje a San Cristóbal detonó muchas cosas de lo que ahora es Macuiles. Comenzamos a trabajar con ellos, nos invitan por primera vez a Cumbre Tajín, ahí es donde invitamos a Marisol a formar parte del grupo, vamos todavía con Román Méndez.
Cuando se sale Alejandro entra Uriel de nuevo después de 10 años en los que prácticamente no nos habíamos visto por las diferencias que habíamos tenido en el pasado. Primero yo comienzo a trabajar con él con Iván Zepeda Valdés, el cuentero cordobés y vemos que había buena miga, que podíamos trabajar.
Ya en este Macuiles estaba casi toda la formación que grabó el disco, estaba Marisol, estaba Palaz, estaba Ulises, estaba René, «El chivo» por un lado y Gerardo García, «El oaxaco», alternando en percusión, estaba como suplente Omar Sosa que es nuestro timbal.

Nuevos aires

Después de Cumbre Tajín salen los alientos de Los Aguas Aguas (Chocho, Connan y Pepe) que ya iban para arriba y para abajo con nosotros pero nos dimos cuenta que los alientos iban a ser algo fijo en el grupo y comenzamos a buscar una sección propia y a quienes invitamos en un principio fue a Ramiro González [saxofonista y flautista], nada más [risas], un excelente músico, excelente maestro también, nos dejó una enseñanza impresionante. Invitamos a Gilberto Anell [trompetista] y empezamos a buscar un trombón para darle más punch e invitamos a Edgardo Jiménez Orozco.

Macuiles en la Cumbre Tajín 2010
Macuiles en la Cumbre Tajín 2010

Después sale Gilberto e invitamos a Obed Hazael [García Morales], otro excelente saxofonista, entonces estuvimos tocando un rato con saxofón alto, saxofón tenor y trombón. Por causas personales Obed tiene que salir del grupo pero conocemos a Carlomagno [Martínez], entra al grupo y son los que se quedan a grabar el disco.
Casi terminando de grabar el disco, La Manta graba su disco y comienza a tener el éxito que, gracias a Dios, tiene hoy en día entonces Ramiro nos dijo ¿saben qué?, estoy en JazzUV y estoy con La Manta, ya no puedo dar más, no tengo tiempo y no puedo seguir en este tren porque allá es lo mío.
Lo entendimos perfectamente y en ese momento invitamos al «Chane» [Rodolfo Hernández] a formar parte de Macuiles y de ahí comenzó una serie de movimientos internos fuerte.

No dejes de sonear y me reconstruiré por ti

Macuiles siempre ha tenido cambios de integrantes, yo creo que es algo que caracteriza mucho a Xalapa, si quieres tener un grupo que dure tantos años tienes que ser consciente de que es muy posible que tengas que cambiar mucho de integrantes y tratar de conservar la esencia, tratar de seguir adelante lo más que se pueda porque en Xalapa, como es un punto de paso nada más, no es fácil lograr lo que hacen, por ejemplo, Los Aguas que son los mismos desde que empezaron o los Sonex, que son prácticamente los mismos, creo que solo han tenido dos cambios en los últimos 10 años. En un principio estaba Daniel [Ávila] y luego entró Renato [Domínguez], y estaba Juansón [Juan Galván] y luego se salió, esos son los cambios pero siempre han sido prácticamente los mismos.

Presentación del disco Macuiles (Foto Vanns)
Presentación del disco Macuiles (Foto Vanns)

Aquí ha pasado una cantidad de músicos impresionante, prácticamente los diez años estuvimos Palaz, Ulises y yo como base, con la consciencia de que el grupo éramos nosotros, cuando lo registramos como marca, lo hicimos a nombre de los tres.
Alguna vez Rafa Campos me dijo que este disco se haya tardado tanto es una maldición y una bendición porque si lo hubiésemos sacado hace algunos años no tendría la calidad ni la riqueza que tiene en este momento.
Al pasar del tiempo conocimos a Mara Escalante, Mara conoció a Palaz y comenzaron a hacer una vida de pareja. Gracias a eso pudimos entrar a la serie de Mara, María de todos los Ángeles, escuchó El Alebrije, le gustó y la incluyó ahí, eso también ha sido como una bendición bien grande.
Palaz se fue a vivir al DF y cada vez pudo venir menos porque comenzó a trabajar allá, a principios del año pasado nos dijo que ya no podía más porque venir a tocar a Xalapa para ganar 500 o 1000 pesos le salía en 1500. Por otro lado, empezamos a tener tropiezos con Ulises porque estaba en la Orquesta Juvenil y ahí son muy estrictos con los horarios. Después se fue a Veracruz porque entró a la Orquesta de Boca del Río y se volvió más complicado. Luego se fue a Oaxaca y en ese momento decidimos que ya no podíamos seguir. Ni siquiera pudieron venir, ninguno de los dos, a la presentación del disco y no por falta de ganas sino porque Palaz estaba en Estados Unidos con Mara, viendo lo de una gira, y Ulises estaba en Oaxaca en un concierto.
Cuando Palaz se va al DF entra con nosotros Aníbal García Saint-Charles, es un excelente cajonero flamenco que ahora está muy metido con el riq, con los hand drums y los tambores de medio oriente. Estuvo con nosotros hasta un par de meses antes de presentar el disco, sale y entra Amir (no recuerdo cómo se apellida), otro excelente multi-percusionista que se acaba de titular en JazzUV.
El año pasado, por problemas familiares, Carlomagno tiene que irse, también poco antes de la presentación del disco, y entra Mario Cardozo «Canti», excelente trompetista. Él es de Tlahuitoltepec, Oaxaca (en la sierra Mixe) igual que nuestro ex-trombonista.

Presentación del disco Macuiles (Foto tomada de la página del grupo)
Presentación del disco Macuiles (Foto tomada de la página del grupo)

Para la presentación de disco entró Alberto Jiménez, yo creo que es uno de los mejores guitarristas que tiene esta ciudad y un excelente maestro también. Está también Joel Hernández que es un bajista también excepcional, estuvo estudiando en Costa Rica varios años, regresó hace dos años y comenzó a trabajar en Cordófonos y a tocar en Copal y con nosotros.
Entró Ernesto Miramontes y fue algo que se salió un poco del molde que teníamos porque nosotros estábamos acostumbrados a tocar con la formación de alientos de Chicago que es trompeta, saxofón y trombón y de repente metemos un corno. Ernesto es un excelente músico, tiene una oreja de este tamaño [hace un ademán con las manos que abarca aproximadamente un metro] y es una persona hermosa, además llega en un momento en el que había un poco de caos interno y él, acostumbrado a tocar con orquestas grandes, ayudó mucho a asentar las cosas. Llegó muy comprometido con todo, incluso es coproductor del disco, llegó a apoyar en la parte de la producción ejecutiva.
René Canseco, «El chivo», ha estado apoyándonos en distintos momentos, siempre que ha tenido la oportunidad. Sabe que Macuiles es su casa.
David García Aranda, el «Vico», es nuestro ingeniero desde hace ya varios años y es quien se aventó toda la pre-producción y toda la mezcla, sin él no sonaríamos.
Esa es, a grandes rasgos, una embarradita de la historia de Macuiles.

PRIMERA PARTE: Alas de quetzal y de colibrí

TERCERA PARTE: Mis alas de quetzal y de colibrí

CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER

 

Te puede interesar:
Santa María Magdalena nos protegerá con su manto: Xiqueños

Xico, Ver.-Pese a la contingencia sanitaria por el coronavirus y a que en Xico hay tres decesos por esta causa, Read more

Fiesta de María Magdalena en Xico será únicamente religiosa

Por acuerdo de cabildo, el ayuntamiento local canceló los eventos socioculturales y artísticos en honor a Santa María Magdalena de Read more