El destino suele ser muy juguetón, en agosto de 2014 Rafael Alcalá me comentó que el entonces director de JazzUV, Jordi Albert, le dijo que hacía falta una maestra de canto, la respuesta fue:
«-Dame unos días, a ver si consigo a alguien
«Entonces le llamé a Víctor Mendoza que ya tiene dos años como director de la maestría de Berklee en Valencia, España. Le comenté y me dijo:
« -Dame un día, a ver quién puede ser.
«Y me mandó el contacto de Jelena Ćirić, una muchachita que hizo su licenciatura en Toronto, acaba de terminar su maestría en Berklee, en Valencia. Ella es de Serbia, pero habla inglés, español, italiano y francés, tiene 24 años».
Lejos estaba Jelena de imaginar que en esa conversación se estaba consolidando un sueño que tuvo desde la infancia: conocer México. «…desde niña siempre me fascinaban la historia y las culturas mexicanas, leía mucho sobre los aztecas y los mayas. No puedo decir por qué pero, por alguna razón, me fascinaban esas culturas», me comentó.
En esta entrega final nos habla de sus experiencias durante el año y medio que lleva entre nosotros.

La puerta de Alcalá

Saliendo de la maestría, en los últimos dos meses, Víctor Mendoza me mencionó que sabía de una escuela en México que estaba buscando un maestro de canto, no sabía mucho de la escuela pero me mencionó que estaba en Xalapa que es un lugar bonito, que tenía mucha buena comida, que me iban a cuidar mucho, que me iba a sentir en familia si llegaba a ir ahí.

Rafael Alcalá (Foto: Miguel Villegas)
Rafael Alcalá (Foto: Miguel Villegas)

Me puso en contacto con Rafael Alcalá, platiqué con él un par de veces por Skype y me ofrecieron el puesto.
No fue una decisión difícil, la verdad, porque hacía mucho tiempo que quería conocer México, desde niña siempre me fascinaban la historia y las culturas mexicanas, leía mucho sobre los aztecas y los mayas. No puedo decir por qué pero, por alguna razón, me fascinaban esas culturas, siempre me había gustado el idioma y quería mejorarlo aún más. Era una oportunidad de estar en un nuevo ambiente musical, conocer nuevos músicos, compartir lo que yo tenía que compartir y seguir formándome como músico y como maestra entonces, te digo, no fue una decisión difícil la de aceptar el puesto y me vine a Xalapa en septiembre de 2014.

U peščanom izvoru (en el manantial de arena)

Jelena Ćirić con maestros de JazzUV (Foto: Andrés Alafita)
Jelena Ćirić con maestros de JazzUV (Foto: Andrés Alafita)

Desde el inicio, todo lo que me había dicho Víctor fue verdad: sí me sentía en familia, sí me sentía muy bien cuidada por todos, por Rafael Alcalá, Arturo Caraza, Alejandro Bustos, quien me alojó en su casa mientras yo buscaba departamento, o sea, todos me trataban como familia y, en general, he tenido una recepción muy, muy cálida de los mexicanos, yo siento que son una gente muy, muy amable, muy cálida y muy dispuesta a compartir su cultura, su historia y todo lo que pueden ofrecer para apoyar a un extranjero.
Me he sentido muy a gusto, la verdad sí fue un cambio muy grande y me tomó tiempo acostumbrarme al ritmo de vida, a la manera en que funcionan las cosas porque, para una persona que está acostumbrada al orden de un país como Canadá o incluso España, Xalapa, a primera vista, parece un lugar caótico [risas] pero la verdad es que no lo es, simplemente hay otro sistema para encontrar información, para vivir su vida, hasta para moverse por la ciudad pero simplemente es otro ritmo y ha sido un gran beneficio aprender a vivir con otro ritmo.
Me gusta mucho Xalapa, tiene mucho movimiento cultural, siempre hay muchos eventos tanto musicales como de otras artes que uno puede aprovechar y participar, hay mucho apoyo y siento que el público tiene interés en artes diversas y eso no es el caso en todos los lugares y especialmente considerando que Xalapa no es una ciudad enorme. Me he sentido muy a gusto aquí.

Gente docente

Mi trato con los alumnos ha sido muy bueno, hay mucho, mucho talento aquí y siento que muchos de los alumnos más talentosos y más interesados en la música y el jazz se encuentran en JazzUV porque tiene una buena reputación en el país y es conocido como un buen lugar para seguir formándose como músico.

Jelena Ćirić con la comunidad JazzUV (Foto: Andrés Alafita)
Jelena Ćirić con la comunidad JazzUV (Foto: Andrés Alafita)

Puedo hablar en general de la escuela pero también en específico del Departamento de Canto en el que me he encontrado con mucho talento y también mucha motivación, hay muchos alumnos bien trabajadores y que están agradecidos de poder aprender y compartir esta escuela. Veo que el trato entre ellos es muy cálido, que no hay tanta competencia o negatividad, que todos se apoyan entre ellos y eso tampoco existe en todas las escuelas de música, yo no lo sentía en mi licenciatura tan cálido como lo siento aquí entre todos los alumnos. Bueno, esa es mi perspectiva como maestra [risas], no sé los detalles íntimos pero sí he encontrado mucho talento y muchas ganas de seguir desarrollándose.
Mis alumnos, en general, son muy activos y yo los apoyo mucho porque siento que una de las mejores maneras, obviamente, de aprender es en el escenario y formar sus propios proyectos y aquí en Xalapa hay mucha chance para ellos de hacer eso, hay muchas oportunidades de tocar y de compartir, por eso siento que es un buen ambiente el de la escuela.
Yo he aprendido mucho de ellos también porque siempre comparten conmigo la música que les gusta y porque cada uno tiene sus fortalezas, o sea, un maestro nunca se va a saber todo y aunque tratamos, como maestros, de seguir desarrollándonos y de seguir aprendiendo, muchas veces nuestros alumnos tienen fortalezas que nosotros no tenemos y podemos aprender de ellos y al mismo tiempo aportar otros elementos que no tienen. Yo siento que he podido contribuir desde mis conocimientos y de mi fortuna de haber podido aprender en muchas partes y de mucha gente y ahora me siento muy agradecida de poder compartir todo eso con mis alumnos.

Al pie de la letra

Empecé a componer de adolescente pero lo hacía de vez en cuando y, la verdad, hasta que estuve en Berklee no me sentía muy confiada en lo que hacía y no me sentía tan motivada en compartirlo, era algo más personal pero desde la maestría me he dedicado más a componer y a desarrollar eso.

Jelena Ćirić con la comunidad JazzUV
Jelena Ćirić con la comunidad JazzUV

La letra es muy importante en la música vocal porque es el elemento que nosotros tenemos como cantantes que los demás instrumentistas no tienen y hay mucho que podemos explotar. Yo siento que escribir buenas letras es un arte igual a la música, me ha tocado ir a un evento del son jarocho, no sé si ese tipo de canto tiene un nombre específico pero es improvisación de versos y estoy muy impresionada con los artistas que pueden improvisar cantos en concierto, de una vez, con rimas y estructura muy sofisticadas.
En Canadá siempre ha sido muy importante la música de canta-autores como Leonard Cohen o Joni Mitchell, en su música la letra tiene mucha importancia y cuando damos importancia a la letra, eso tiene una influencia también en la música.
Recientemente Joni Mitchell fue nominada a un Grammy por las notas que escribió para un disco que es una compilación de todo su trabajo. En las notas escribió un resumen de toda su carrera musical, es muy interesante leerlo y ver cómo sus ideas como compositora, como autodidacta, como mujer muchas veces estaban fuera de lo que consideraban los músicos más formados o los músicos populares de varios géneros. Habla de la importancia que para ella siempre ha tenido la letra y comenta que los instrumentistas no tomaban en cuenta el significado de la letra pero cuando platicaba con ellos ya lo consideraban y eso cambiaba su manera de tocar porque les daba más material y muchas más posibilidades musicales.

El amor entra por el estómago

Jelena Ćirić
Jelena Ćirić

Siempre me ha gustado la comida mexicana, hay tanta variedad que si uno viaja media hora, ya es otra comida [risas]. Ya me he acostumbrado al picante, siento que es un sabor importante y simplemente quitando el picante, algo le falta a la comida [risas]. Yo tenía una idea diferente porque en Canadá, cuando la gente piensa en comida picante, no está consciente de todos los sabores, todos los chiles, todas las salsas que existen en un lugar como México, piensan en la salsa Tabasco, la roja súper fuerte que es comercial y no tiene un sabor tan variado como el de todas las salsas que existen aquí entonces sí he aprovechado de probarlas en cantidades mínimas [risas], siempre primero un poquito hasta que me acostumbro pero ya me he acostumbrado.
El mole también es muy diverso, en cada región te dicen: tienes que probar el mole de mi tierra.

Lindo y querido

He tenido chance y suerte de conocer Chiapas, ya he ido dos veces, me invitaron a cantar a San Cristóbal y conocí un poco por ahí. Tierra muy linda, gente muy linda, tradiciones lindas, comida bien rica [risas], me ha gustado mucho estar ahí.

Jelena Ćirić en  Teotihuacán
Jelena Ćirić en Teotihuacán

He conocido el Puerto [de Veracruz], obviamente, que no está muy lejos. No he ido a Oaxaca pero está en la lista, me interesa mucho conocer Oaxaca entonces, si alguien me quiere invitar [risas], estoy dispuesta a ir.
He ido algunas veces al DF, me gusta mucho, no sé si podría vivir ahí por el ritmo de la vida y la intensidad de la ciudad pero me gusta mucho ir y conocer, siento que tiene una energía especial y que es una ciudad muy viva que tiene mucho, mucho qué ofrecer al turista, al músico, al estudiante de historia, de idiomas, de cultura entonces siempre es un gusto estar ahí un rato.
También conozco Puebla, que es una ciudad muy linda y con mucha historia, y Tlaxcala y lo más lindo es que casi a cada lugar que he ido me encuentro con amigos de que son de allá, con maestros de la escuela, alumnos u otras personas que he conocido, me invitan a sus casas y me siento como en casa porque ellos me hacen sentir así, eso es lo más lindo.
Me siento muy afortunada de haber podido conocer México de esa manera, por la gente mexicana en vez de como turista que va una semana a la playa porque aunque eso también es muy lindo y me ha tocado, no es todo lo que México tiene qué ofrecer, tiene muchísimo más en cada aspecto: cultural, culinario, musical, geográfico, geológico, en cada aspecto, de verdad.

Singing My Song

Estoy muy a gusto aquí y siento que tengo más qué aprender y más qué desarrollar en mi camino musical, tanto de docente como de actuar.

Foto: Pétur Grétarsson
Foto: Pétur Grétarsson

Todavía no he formado un proyecto personal porque, cuando llegué, tenía que hacer un programa de estudios para el Departamento de Canto y organizar varias cosas que no estaban bien definidas entonces me enfocaba más en el lado de la docencia pero en esta época siento que ya es hora de dedicarme más a actuar, eso también contribuye mucho a mi docencia porque es importante que mis alumnos vean que me sigo desarrollando entonces tengo algunos proyectos que estoy planificando. Mi pareja está conmigo aquí en Xalapa, es de Islandia, se llama Snorri Hallgrímsson y es compositor y guitarrista, hemos presentado varios conciertos juntos y vamos a presentarnos a dúo el viernes 5 de febrero en La Bruja, en este concierto presentaremos mi música original y otras canciones en el estilo cantautor. Después, el 18 de febrero, daré un concierto en trío en el CESSAC con Édgar Dorantes en el piano y Aldemar Valentín en el bajo, como invitado especial va a estar Arturo Caraza en el saxo, el repertorio será estándares de los compositores clásicos de jazz.

PRIMERA PARTE: No soy de aquí ni soy de allá
SEGUNDA PARTE: En pos de la propia voz




Te puede interesar:
Jazz que sabe a mar o Jazz pasado por agua

PLEGARIA Señor, salva este momento. Nada tiene de pródigo o milagro como no sea una sospecha de inmortalidad, un aliento Read more

Pa´ labrar y echar semilla | Henry Cole / I

«Yo vengo de una familia de músicos, no son de jazz pero sí son músicos, mis padres tocaban, mi abuela Read more