El ayuntamiento de Xalapa invita a los habitantes y visitantes de la ciudad a disfrutar en estas vacaciones de sus atractivos naturales. Entre ellos está la única formación cavernosa de origen volcánico dentro de una zona urbana en la República Mexicana: la Cueva de la Orquídea.

Sergio Alfredo Angón Rodríguez, Subdirector de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Xalapa, precisó que este espacio de recreación y conocimiento tiene un horario de asistencia de 11:00 a 18:00 horas, con entrada gratuita en fines de semana, días de asueto, y durante toda la temporada de vacaciones decembrina.

Se trata de una formación natural en las laderas del Cerro de Macuiltépetl, ubicada en la Avenida Miguel Alemán. Se calcula que su formación data de hace 30 mil años, aproximadamente, cuando una colada basáltica se extendió desde el volcán ubicado a poco más de 500 metros, dando lugar a lo que comúnmente se conoce como “tubo de lava”.

La cueva obtuvo su nombre por la forma que aparenta su cúpula principal, similar a los sépalos de una flor orquídea. Ésta tiene 15 metros de altura y 20 metros de ancho, con un espesor de techo que va de los tres metros a poco más de un metro, y está conectada por túneles de menor diámetro que tejen una compleja red de conductos subterráneos.

Angón Rodríguez recordó que la cueva se rehabilitó a mediados de este año con recursos de la administración municipal encabezada por Américo Zúñiga Martínez, en la que recibió iluminación escénica  con tecnología LED para reducir la emisión de calor. Además, cuenta con recorridos guiados por personal capacitado de la Subdirección de Medio Ambiente municipal.

Además de la información sobre la conformación geológica de este espacio, el visitante podrá apreciar un espectáculo de luz y sonido en el que se resaltarán las formaciones del interior de la cueva, sus estalactitas, estalagmitas, y la entrada de luz natural ubicada en el techo de la cúpula.

“Tenemos por ahí un audio que es el que se reproduce cada vez que acuden las personas a los recorridos, y ahí se indica desde su formación, su historia, y las principales formaciones geológicas que dieron lugar a este monumento natural”.

El funcionario comentó que al entrar, los asistentes deben firmar una responsiva donde se les dan las indicaciones básicas de seguridad y comportamiento para estar en el interior de la cueva, además de dotarlos de lámpara y casco a cada persona para el recorrido que dura alrededor de 15 minutos, en grupos no superiores a 15 integrantes.