Desde el altiplano, Ricardo Anaya Cortés, presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, se ha convertido en el principal promotor de la alianza con el PRD.

La semana pasada, el dirigente panista convocó a las cabezas de los principales grupos que existen al interior del blanquiazul en Veracruz, con la finalidad de superar las diferencias que mantienen, literalmente, en la parálisis a dicho instituto político.

Desde la dirigencia estatal, José Mancha convocó a sesiones del Comité y de la Comisión Permanente, pero no ha tenido éxito; ninguna ha logrado cuórum. El domingo se llevaría a efecto la reunión del Consejo, pero sólo asistieron 48 de los 106 miembros, lo que resulta insuficiente para declarar válido dicho evento.

Debido a ello, desde la dirigencia nacional llamaron a las cabezas de los principales grupos internos del PAN, Enrique Cambranis y Víctor Serralde, para pedir un alto al bloqueo contra Mancha Alarcón. Sólo así podrán llevarse a  cabo las sesiones relativas al presupuesto del órgano directivo estatal para el segundo semestre de presente año.

En estos momentos, sin embargo, esa división no es el principal tema en el panismo veracruzano; lo es la alianza con el PRD, cuyo Congreso Nacional Extraordinario avaló la coalición con otras fuerzas políticas, excluyendo al PRI.

Con relación a ese ejercicio, por cierto, el Movimiento Ciudadano ya pintó su raya; irá solo al proceso para la sucesión veracruzana. Morena tampoco va con PRD y menos con Acción Nacional; ambos partidos participarán con candidatos propios; en el primer caso será el ex gobernador Dante Delgado; y en el segundo todo parece indicar que la decisión favorecerá al diputado Cuitláhuac García.

Lo importante, para efectos de la coalición, es que en las dirigencias nacionales de esos partidos ya existen acuerdos para presentar un frente común contra el PRI en algunos de los 12 estados que tendrán elecciones para gobernador, Veracruz entre ellos.

Yunes Linares y Bueno Torio, únicas opciones

La pelota pasará ahora a la cancha de los consejos estatales de esos partidos, que tendrán que pronunciarse a favor o en contra de esa suma de fuerzas; también en esta instancia parece que existe consenso, exceptuando a pequeñas expresiones internas del Sol Azteca. En menos de dos meses se tendrá que resolver dicho asunto, porque en noviembre deberán registrarse  las alianzas electorales.

La aprobación es una cosa; la selección del candidato será un proceso diferente y ello se resolverá de manera formal hasta enero, probablemente febrero de 2016. Al interior del PAN dan como un hecho que el abanderado tendrá que salir de la cuadra blanquiazul, debido a los resultados en los recientes procesos electorales. El PRD es en Veracruz la tercera fuerza política.

En ese contexto, únicamente dos nombres se manejan en el albiazul: el diputado federal Miguel Ángel Yunes Linares, ex candidato al gobierno del estado; y el ex senador y ex director de Pemex Refinación, Juan Bueno Torio. En este momento se podría hablar de una clara ventaja para el primero; sin embargo, en política no hay candidatura amarrada. Lo evidente es que de entre ellos dos saldrá el próximo candidato de la alianza, en caso de que ésta se concrete; muy difícilmente se podría hablar de una tercera opción.

Carlos Morales, Paul Martínez y el distrito de Perote

En el distrito de Perote, donde el senador José Francisco Yunes Zorrilla cuenta con una enorme influencia política desde 1998, comienza a destacar, de cara a la selección del candidato a diputado local en 2016, el alcalde de Altotonga, Carlos Morales Guevara.

El trabajo del edil en ese municipio le ha representado una considerable base de apoyo entre los habitantes del lugar; por otro lado, Carlos Morales ha sabido fortalecer vínculos con las autoridades y los grupos de Atzalan, Jalacingo, Las Vigas, Las Minas y Villa Aldama, que integran el distrito 9 con cabecera en Perote, lo que le ubica entre los más viables candidatos a la curul local.

En ese distrito, por cierto, se comenta que de entre los alcaldes de Altotonga y Perote podría salir el próximo candidato del PRI a la diputación local; el primero sería impulsado por el senador Pepe Yunes, mientras que al segundo se le vinculaba anteriormente con el diputado local Juan Manuel  Velázquez, a quien sucedió en el ayuntamiento, pero ahora esa relación –nos dicen– se ha vuelto distante. Platican los peroteños que Paul Martínez se ha obsesionado de tal manera con la idea de la diputación, que ya piensa en buscar la candidatura por el Verde o por la vía independiente. @luisromero85

Te puede interesar:
Veracruz confirma 11,476 casos de Covid-19 y 1,754 defunciones.

En seguimiento al panorama del coronavirus (Covid-19), la Secretaría de Salud (SS) informa que, al corte de las 19:00 horas Read more

Temperaturas de hasta 40 grados este fin de semana en Veracruz

El índice de calor en la zona costera del estado podría ser de hasta 40 grados centígrados durante el fin Read more