Convocados por diferentes secciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), decenas de miles de profesores participaron ayer en una jornada nacional de movilizaciones que incluyeron las principales ciudades de los estados de Jalisco, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Durango, Sinaloa, Morelos, Sonora, Chihuahua y Querétaro, para rechazar la evaluación docente y la reforma educativa.

En Guadalajara, los maestros llegados de diferentes regiones de Jalisco tomaron la sede de la sección 47 del SNTE, desalojaron a los comisionados sindicales –incluido José Luis Ramírez, encargado de la secretaría general– y sesionaron en el auditorio para ratificar su oposición a la evaluación punitiva.

Anunciaron nuevas protestas para obligar al gobierno estatal a no aplicar los exámenes programados como parte de la reforma educativa federal.

Sin romper una sola hoja de papel ni hacer desmanes, los manifestantes obligaron a los comisionados a salir del inmueble entre gritos de “fueracharros”, ante su nula representatividad para oponerse a la reforma y los exámenes.

En Guerrero, integrantes de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg), encabezados por padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, marcharon en Chilpancingo y realizaron un mitin donde plantearon que no hay otro camino más que la unidad nacional para lograr que se aplique la justiciaen todos los sectores, en especial en los casos de desaparecidos, mismos que las autoridades fingen investigar.

Profesores de la sección 22 de la CNTE marcharon en la capital de Oaxaca, así como en Juchitán y Tehuantepec, para exigir la derogación de la reforma. Subrayaron que la lucha no cesará pese a las amenazas oficiales y organizaciones afines, afirmó el integrante de la comisión política de la gremial, Efraín Picasso Pérez.

Agregó que ya se define la ruta mediante la cual la coordinadora mantendrá su lucha contra las reformas punitivas que ha impuesto el presidente Enrique Peña Nieto; en el país, será la Asamblea Nacional Representativa la que defina las acciones, y en el estado destacaron el boicot a la Guelaguetza, a celebrarse los días 20 y 27 de julio.

En Chiapas, los maestros de la sección 7 del SNTE marcharon en ocho regiones, entre Tapachula, Comitán, Tuxtla Gutiérrez, Venustiano Carranza, San Cristóbal y Palenque, para exigir la abrogación de la reforma educativa.

Con información de La Jornada