PARACAS, Perú.— Durante el panel de Jefes de Estado en la Cumbre Empresarial de la Alianza del Pacífico, los presidentes de México, Chile, Colombia y Perú acordaron poner en marcha nuevas acciones para apoyar a los emprendedores de estas cuatro naciones.

El presidente Enrique Peña Nieto anunció la creación de un fondo de apoyo al emprendedor que entrará en vigor a partir de 2017 para financiar u otorgar garantías, especialmente a pequeñas y medianas empresas que quieran incursionar al mercado que hacen los cuatro países de la Alianza del Pacífico.

“Además, también hemos comprometido crear un centro de desarrollo empresarial. Esto es, a partir de la experiencia propia de cada país podamos articular los esfuerzos de cada gobierno para entrelazarlos y pode dar capacitación, asesoría a las pequeñas y medianas empresas que estén buscando ampliar sus horizontes de éxito y de inversión en otros mercados”

Destacó que en México 3 de 4 empleos son generados por las pequeñas y medianas empresas, además del 52 por ciento de la riqueza nacional.

“De ahí nuestro empeño para que este esfuerzo alcance a todas estas pequeñas y medianas empresas sean parte de los beneficios que queremos concretar en este esfuerzo de cuatro países para que tengan mayor mercado consumidor al cual llegar.

“Puedan realmente no sólo tener éxito en el país de origen, sino se puedan internacionalizar y además, las pequeñas y medianas empresas sean parte de las cadenas de valor”.

El mandatario de México aclaró que no sólo se trata de que haya mayores flujos comerciales, sino que haya integración productiva en las cadenas globales.

Durante la inauguración adelantada Peña Nieto, Bachelet, Humala y Santos acordaron una suma de esfuerzos en impulsar los programas de apoyos a emprendedores, becas a estudiantes, mejora regulatoria, liberalización arancelaria y fortalecimiento

“Somos cuatro gobiernos abiertos, somos cuatro países con democracias maduras, somos cuatro países que creemos en el libre mercado, somos cuatro países que nos conducimos con responsabilidad en el manejo de las condiciones macroeconómicas de nuestro país”, ratificó Peña Nieto.

Los cuatro mandatarios se tomaron la fotografía oficial de la Cumbre.

Atentado modifica agenda de cumbre

Los hechos violentos registrados en Bogotá, Colombia, modificaron la agenda de trabajo de los jefes de Estado participantes en la 10ª Cumbre de la Alianza del Pacífico.

El presidente Enrique Peña Nieto manifestó su condena por estos atentados, al tiempo que expresó su solidaridad a su homólogo de ese país sudamericano, Juan Manuel Santos, con quien compartió escenario anoche durante el Panel con Empresarios.

En presencia, además, de los presidentes de Chile y Perú, Michelle Bachelet y Ollanta Humala, respectivamente, así como el director del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, Peña Nieto refrendó su respaldo al proceso de paz que impulsa el gobierno con la guerrilla colombiana.

“Decirle que México lamenta y condena lo ocurrido y los hechos violentos que han pasado en Bogotá el día de hoy. Reprobamos esta conducta violenta.

“Y quiero reiterarle lo que ya en otros momentos México ha postulado su solidaridad y respaldo al noble esfuerzo y a la voluntad que su gobierno tiene por alcanzar la paz en Colombia, no puede haber mayor voluntad ni voluntad más noble que la que está orientada a darle paz a una sociedad”, subrayó.

Peña deseó que el propósito de alcanzar la paz se materialice porque “no es la violencia la ruta ni lo que permitirá la armonía y la paz en una sociedad”, sostuvo.

Michelle Bachelet, presidenta de Chile reprobó también los hechos registrados en el centro financiero e industrial de Bogotá.

Los acuerdos en la práctica

  • La creación de un fondo de apoyo al emprendedor que entrará en vigor a partir de 2017 para financiar u otorgar garantías, especialmente a pequeñas y medianas empresas que quieran incursionar al mercado que hacen los cuatro países de la Alianza del Pacífico.
  • Crear un centro de desarrollo empresarial. Esto es, a partir de la experiencia propia de cada país para articular los esfuerzos de cada gobierno para entrelazarlos y poder dar capacitación.
  • Los beneficios que se pretenden concretar en este esfuerzo de cuatro países es que tengan mayor mercado consumidor al cual llegar y no sólo tener éxito en el país de origen, sino se puedan internacionalizar y además, las pequeñas y medianas empresas sean parte de las cadenas de valor.

Enrique Sánchez/ Excelsior