Aunque comparativamente con el primer cuatrimestre de 2014, en el primero de este año hay bajas sustanciales en los delitos de homicidio, homicidio doloso y secuestro, los delitos patrimoniales, particularmente los robos con violencia, se han disparado y parece que no se ha encontrado la fórmula para detenerlos; por el contrario, siguen afectando gravemente a los veracruzanos, según se deriva de la información que, sobre incidencia delictiva, publica el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Un análisis comparativo de los datos que ofrece el SNSP señala que, aunque el crecimiento en el número total de delitos denunciados ante las instancias ministeriales, creció menos de una décima porcentual (0.03 %), hay delitos que se han disparado gravemente. Tales son los casos de los robos en general, cuyo número creció en 5.09 por ciento (al pasar de 5 mil 944 a 6 mil 247), y esa misma tendencia observan los robos cometidos con violencia, que pasaron de 1 mil 552 a 1 mil 781 (un crecimiento de 4.75 %).

Los robos con violencia a casas-habitación denunciados en el primer cuatrimestre de este año (181) representan un crecimiento superior al 67 por ciento respecto al mismo periodo de 2014, cuando se acumularon 143. La situación más grave la están resintiendo los negocios, porque en ellos los robos con violencia crecieron cerca del 70 por ciento, al pasar de 182 a 305 casos.

También creció el número de vehículos robados con uso de violencia; en este caso, el aumento fue de 34.2 %. Mientras en los primeros cuatro meses del año pasado se acumulaban en las oficinas ministeriales las denuncias de 321 vehículos arrebatados a sus propietarios mediante el uso de armas, en el mismo periodo de este año ya se tiene un registro de 431. Otro delito que creció, en este caso en un 26 por ciento, fue el del robo con violencia a transeúntes, al pasar de 246 a 310 casos.

Donde han bajado las estadísticas es en los delitos contra la vida y la libertad personal. En efecto, el número de homicidios en general pasó de 342 el año pasado a 308 de enero a abril del presente, lo que ha significado una reducción de su incidencia de 10 por ciento; esta disminución se acentúa respecto a los homicidios dolosos, que tuvieron una reducción de 14 por ciento, al pasar de 171 a 147. Pese a ello, durante este año se ha registrado en promedio 77 homicidios (dolosos y culposos) al mes, lo que significa más de 2.5 homicidios por día.

El caso del delito de secuestro es sumamente notorio. De 2014 a 2015, la incidencia bajó casi 50 por ciento, al pasar de los 65 secuestros que ya sumaban hasta abril del año pasado, a apenas 33 en el primer cuatrimestre de este año.

Por desgracia, en marzo y abril ha empezado de nueva cuenta una tendencia a multiplicarse los casos. De 5 casos registrados en enero pasamos a 9 en febrero; en marzo bajó a 8 casos, pero en abril volvimos a superar los dos dígitos al registrarse 11 secuestros, lo que de un mes para otro significó un crecimiento de más de 37 por ciento.

Cuadro 1. Comparativo de incidencia delictiva 2014-2015 en Veracruz / Enero-Abril

Fuente: Incidencia delictiva del fuero común 2014 y 2015. Secretariado Ejecutivo del  Sistema Nacional de Seguridad Pública.
Fuente: Incidencia delictiva del fuero común 2014 y 2015. Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Los datos duros ofrecidos por el SNSP permiten observar una curva desfavorable de crecimiento conforme pasan los meses del presente año. Los delitos en general están creciendo significativamente: más del 37 por ciento, al pasar de 3 mil 157 en enero a 4 mil 339 en abril. Lo mismo ocurre con los robos, que crecieron 16 por ciento, mientras que los robos con violencia crecieron en 14.5 por ciento.

Esto quiere decir que, si bien respecto a 2014, delitos como homicidio, homicidio doloso y secuestro muestran una mejoría, en el comparativo de los meses de este año las cosas no pintan tan bien. Los homicidios crecieron casi 3 por ciento, mientras que los homicidios dolosos aumentaron en 30 por ciento. En el caso del secuestro, la curva es más agresiva, pues de enero a abril crecieron en 120 por ciento (de 5 a 11).

Lo más grave es que Veracruz sigue apareciendo entre los de mayor incidencia del delito de secuestro

Cuadro 2: Los estados asolados por los secuestradores

Tamaulipas se mantiene en lo más alto, con 79 casos; en su territorio se registró el 22 por ciento de los secuestros del país, que hasta abril llegaban a 354 privaciones ilegales de la libertad. El Estado de México se mantiene en la segunda posición con 58, seguido de Guerrero y Veracruz (con 34 y 33, respectivamente). Completan la lista negra Tabasco (22) y Distrito Federal (15). En estos 6 estados se concentra cerca del 70 por ciento de los secuestros registrados a nivel nacional.

Para el caso de Veracruz, que es el que nos ocupa, la situación dista de ser controlada, lo que significa que los resultados del área de seguridad pública dejan mucho qué desear.

Comentarios: belin.alvaro@nullgmail.com | Twitter: @HoraLibre | https://formato7.com/author/abelin/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

+¿DE VERDAD HA DISMINUIDO EL DELITO EN VERACRUZ?

+VERACRUZ SUFRIÓ MÁS DELITOS EN ENERO

+EN 2014 REPROBAMOS EN SEGURIDAD

+SEGURIDAD, LA PROMESA INCUMPLIDA

+BERMÚDEZ ZURITA, LUZ Y SOMBRA

+JUSTICIA Y SEGURIDAD PÚBLICA: ¿CUENTAS CLARAS?

Te puede interesar:
Veracruz puede volver a ser puerta del comercio internacional: Guo Xiao Na

Guo Xiao Na, estudiante de la Maestría en Historia Contemporánea de la Universidad Veracruzana (UV), afirmó que Veracruz ha sido Read more

Cinco años sin justicia para ex elementos policíacos de Poza Rica

En la administración duartista alguien falsificó las firmas de los elementos policiacos y cobró su liquidación Poza Rica, Ver.- Ex Read more