Tranco, salto, levitación,
anhelada ingravidez sobre el suelo.
La danza.
La danza siempre, oficio de alción
(Alejo Carpentier)

Anhelada ingravidez

Soy Shiraí Meseguer, creadora escénica, egresada de la Facultad de Danza. Desde muy pequeña empecé en contacto con la

Shiraí Meseguer
Shiraí Meseguer

danza porque mi mamá era muy creyente de las actividades artísticas y deportivas para sus hijas así que íbamos a la gimnasia, al ballet, al basquetbol; así crecí. Mi hermana y yo teníamos intereses distintos y mi mamá se tenía que dividir entre el ballet y el basquetbol; a veces me decían que el deporte era lo mío pero, desde muy temprana edad, descubrí que lo mío era la danza. Entré a la Facultad de Danza rogándole a Alejandro Schwartz [Alejandro

Alejandro Schwartz
Alejandro Schwartz

Schwartz fue director de la Facultad de Danza UV en los períodos 1980-1986 y 1991-1994] que me dejara entrar a los 14 años. Terminé la carrera y me fui al DF a bailar con el Ballet Independiente, estando en México conocí a Jorge Domínguez que, curiosamente, tenía una compañía de danza en el Puerto de Veracruz, que pertenecía a la Secretaría de Educación; me fui para allá y estuve tres años bailando con ellos, aprendí mucho. Él tenía muchos contactos en la danza y era muy movido entonces viajamos mucho, estábamos en todos los festivales, en el Premio Nacional de Danza, disfruté mucho estando ahí. Después regresé a Xalapa para titularme porque tenía ese pendiente y aquí y estuve bailando con Módulo [grupo de Alejandro Schwartz] durante una temporada y con Veradanza [grupo de Jorge Ortiz] un par de años. Luego me fui a vivir a Estados Unidos, estuve allá cuatro años en los que, no dejé del todo la danza, pero ya no era un trabajo formal. Después fui mamá 10 años, bueno sigo siendo mamá, pero fueron 10 años de tiempo completo en los que, por azares y cuestiones de vida, no pude volver a la danza, pasaba mucho tiempo en los hospitales con mi hijo.

Que veinte años no es nada, que febril la mirada…

Hace dos años entré a trabajar a la escuela Nandehui como maestra en la Licenciatura en Artes Escénicas, estando ahí, NandehuiAlonso Alarcón, que tenía un proyecto de beca, me invitó a bailar y estuve con él un año. Regresé a la danza a full, regresé por los 10 años que me faltaron; estuve tomando todos los talleres que se presentaron, bailando con quien quisiera. Extrañaba mucho la danza, la verdad mis hijos están hermosos pero sí había un hueco muy grande. Cuando regresé fue duro enfrentarme a que no es lo mismo 20 que 40, tuve muchos tirones conmigo misma por no

Alonso Alarcón
Alonso Alarcón

poder hacer clase igual que una chiquita de 20, mi forma de trabajo tuvo que cambiar, esa es la madurez de la que todo mundo me hablaba hace años y yo decía ay, ya, qué sangrones pero ahora entiendo que claro que tu forma de hacer danza se transforma y estoy muy feliz de hacerla en este momento porque creo que al fin estoy disfrutando como se debe, entendiendo los procesos y entendiendo porqué me gusta tanto hacerla, que no es solamente lo físico y lo artístico, no, va mucho más allá, tiene que ver con mi manera de ser; realmente ahora sí encuentro a la danza como algo indispensable en mi vida y creo que, de ahora en adelante, ya no la voy a dejar ir.

Shiraí Meseguer
Shiraí Meseguer

Ahora empiezo a entender todas esas cosas teóricas e intelectuales de la danza y me gusta, acabo de tomar un curso de semiótica y digo a los 20 años qué me iba a interesar eso pero la verdad es que te lleva a explorar por otros lados.
Desde hace un año tenía claro que quería hacer algo personal que tuviera que ver mucho conmigo, venía la convocatoria del FONCA y metí un proyecto sin pensar que me lo iban a dar porque pensaba que con 10 años fuera de las canchas era muy difícil que me ganara una beca nacional, pero también me decía bueno, muchas veces se la dan a un buen proyecto. Cuando hice mi currículum tenía 10 años vacíos, sin un programa de mano ni un curso y también fue fuerte porque fue me di cuenta de que había dejado tanto tiempo pero, al mismo tiempo, me di cuenta de que la vida tampoco me lo permitió porque tenía que estar en un hospital, no me quedaba de otra. Cuando estaba haciendo mi currículum decía ¿qué hago con esos 10 años?, ¿pongo una foto de mis hijos o qué? y dije pues ni modo, va, confiaba en que el proyecto era bueno. Empecé a trabajar porque la convocatoria sale como en mayo y los resultados hasta agosto y yo realmente quería bailar entonces dije no voy a esperar, voy a empezar.

(CONTINUARÁ)


 

CONTACTO DE FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER