Las más recientes videograbaciones en las que aparecen por separado el hoy indiciado Rodrigo Vallejo -hijo del ex gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo- y Salma Karrum -alcaldesa de Pátzcuaro- departiendo con, e informando a, conspicuos integrantes del crimen organizado en el estado citado, así como la grabación vía teléfono celular que hizo públicas las trapacerías del mapache electoral Salvador Manzur y las llevadas a efecto por Carlos Ahumada donde se muestra a René Bejarano y compinches recibiendo dinero del empresario argentino, son muestra de que el largo trajinar de los artefactos y las tecnologías de la información y la comunicación se catapultó en las más recientes tres décadas y puso al alcance de casi todos la posibilidad de hacer eso que en una película setentera del suizo Nicolas Roeg (The Man Who Fell to Earth, 1976) hace el tal hombre que cayó a la tierra desde las estrellas, interpretado por David Bowie: fotografiarse panorámicamente mientras tiene relaciones sexuales con su amada terrestre. Pone al día también la certeza de que, a contrapelo de los TICmaníacos y los digitalfílicos, los artefactos tecnológicos son medios y sólo eso; y que su puesta al alcance de muchos es resultado de una historia reciente.

En el tránsito de los años setenta a los ochenta del siglo pasa asistimos a la compactación de los formatos de videograbación, pasamos así de las cintas de una pulgada y las de ¾ de ella -de la pulgada-, al betamax -de corta vida- y al VHS, lo que abrió la posibilidad del acceso a la videograbación para todos aquellos con la capacidad económica para comprar una cámara. Y al igual que el desarrollo y compactación de la cámara fotográfica permitió el paso de los formatos grandes y de las cámaras <grandotas> -como las viejas Graflex- a las réflex de 135 mm., las instamátic y las Polaroid de revelado instantáneo, el video permitió la recuperación de los momentos familiares importantes que iban del nacimiento a la muerte. Un artefacto más construido por el género humano en su transitar por el mundo y puesto a su disposición creaba sus propios usuarios que sólo tenían que seguir el manual de instrucciones para dar cuenta de su historia personal y familiar. Tal era, por supuesto, la propuesta de uso que la industria cultural generaba hacia esos presuntos videoastas de sí mismos y de los suyos. Habría, sin embargo, otros usos.

Homóloga de las radios piratas/libres/comunitarias -de Radio Luxemburgo a Radio Tomate pasando por la mítica Radio Alicia, las radios sponsored gringas y las radios mineras bolivianas, por ejemplo- la práctica de los entonces aún no llamados videoastas empezó a acompañar/documentar los movimientos sociales en Europa y América Latina, tal y como lo habían hecho al través del cine              -formatos en 8, Súper 8 y 16 mm.- los miembros del News Reel en Estados Unidos durante la década de los sesenta. Más aún: el video transitó de inmediato hacia el ámbito de la educación formal y no formal como un apoyo al cual, el optimismo tecnológico de muchos, le endilgó virtudes extra reales, extra históricas y extra contextuales; lo mismo que acontecería años después con todas las llamadas tecnologías de la información y la comunicación o TIC -sí, sólo así en español, sin apóstrofe y la “s” minúscula que intenta pluralizar atropellando la ortografía; en inglés sólo IT, abreviatura de Information Technologies– y con los smartphones.

 Entre 1990, año en que el Departamento de Comercio de Estados Unidos abrió a los particulares el acceso a la red de redes, cuya progenitora Arpanet databa de 1969, y nuestros días se han dado grandes saltos cuánticos y un desarrollo exponencial; vaya en prenda un botón de muestra: en 1996, año en que fue medido por vez primera el número de usuarios de Internet, había 40 millones de usuarios de ésta y en 2013 eran ya más de 2,500 millones, la mayoría de ellos residentes en China. Asimismo, afirma Manuel Castells en “El Impacto de Internet en la sociedad: una perspectiva global” (2013), texto escrito ex profeso para [email protected] 19 ensayos fundamentales sobre cómo internet está cambiando nuestras vidas, que el masivo acceso desde dispositivos inalámbricos se dio a partir del arranque de este siglo y hasta el año pasado había más de 7,000 millones de suscriptores en este mundo nuestro donde, haga sus cuentas y saque conclusiones, hay oficialmente 7,700 millones de habitantes. No sobra decir que el eje o centro de todas estas redes es precisamente Internet, ni que los resultados de un estudio hecho por Martin Hilbert, y publicado en Science hace cuatro años daban un dato sorprendente: el 95% de la a información que se ha producido en el planeta está digitalizada y en su mayoría disponible en Internet.

 Las videograbaciones originadoras de estas líneas, hechas con una cámara y no con un teléfono, muestran que tanto el junior Vallejo como la alcaldesa de Pátzcuaro sabían que los estaban videograbando en sus encuentros con el jefe de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez “La Tuta”, y con “El Tony”, cercano a Gómez, respectivamente. Y ello significa que la impunidad con que actúa la casta política nacional hizo que les valiera sombrilla ser videograbados, a sabiendas de que iban a ser perjudicados, o que no pudieran oponerse porque son cómplices que se volvieron rehenes del crimen organizado; cualquiera de las dos opciones apesta y demuestra, aunada a otros muchos ejemplos de complicidades iguales en el país, que la delincuencia gobierna amplias franjas -estados y regiones- de la nación. Tal es la repelente realidad nacional donde artefactos como una videocámara devienen arma que se agrega a la capacidad de fuego de los delincuentes para desenmascarar a sus cómplices y el miedo al medio de éstos empieza a ser su guía de actuación; de la misma manera que en las redes sociales emerge lo mejor y los peor de los seres humanos y así como se informa para la organización y se catapultan actos comunitarios, también se difama, se miente y se lincha al prójimo no tan próximo. Queden aquí lo dicho y los delincuentes con fuero y sin él, que de la comunicación, de la información, de la red de redes, de la sociedad red, de los medios de información y comunicación, de… continuaremos escribiendo.

Te puede interesar:
Detienen la FGR a Rodrigo Vallejo, hijo del exgobernador de Michoacán

Rodrigo Vallejo, hijo del exgobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, fue detenido por agentes de la Fiscalía General de la República. Read more

Silvano Aureoles, gobernador perredista de Michoacán, apoyará a Meade

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, reveló que apoyará al candidato delPRI a la Presidencia, José Antonio Meade, con lo que le Read more