¿Quién habría pensado que se podría hacer un dispositivo con una delgadez tan extrema como el tamaño de un átomo? Sin duda los desarrolladores de la Case Western Reserve University lo creyeron posible. Estos Comenzaron con su estudio para crear una especie de “membrana” similar al tímpano humano que pudiera captar sonidos que el hombre no puede.

La diferencia es que el dispositivo es billones de veces más pequeño que el tímpano humano y es 100.000 veces más delgado. Según el informe, el desarrollo ayudará a la siguiente generación de comunicaciones de ultra-bajo poder. En otras palabras, hacer que los dispositivos que se creen tengan mayor rango de detección de sonido.

El objetivo de la miniaturización es lograr un mayor rango dinámico de detección para pequeños sonidos. Por ejemplo, algunas vibraciones u ondas de radio.

Para los investigadores representa la creación de transductores que puedan captar sonidos incluso en el umbral de ruido. Los transductores son dispositivos que pueden recibir sonidos y convertirlos en otra fuente de energía. Es bajo este principio que los micrófonos convierten el sonido en información eléctrica.

Cuestión de frecuencia y decibeles

En este caso nos interesa saber sobre la frecuencia que se mide en Hertz (Hz).  Y el Por otro lado, la potencia del sonido que se mide en Decibeles (dB). Estos dos datos son necesarios para determinar el umbral de audición, que es la intensidad mínima de sonido para que un sujeto pueda percibirlo.

Los sonidos más graves que puede escuchar un ser humano están en los 20Hz. Los más agudos están en el tope de los 20mil Hz. Esto, con un rango en la potencia del sonido que puede variar en 100 dB.

Esta membrana podría cubrir un rango de hasta 20 millones Hz (20MHz) por encima de los 110 dB. Mucho más allá de lo que logra un oído común y corriente.

Con información de FayerWayer