Las empresas tabacaleras son “expertas” para atraer más consumidores de cigarrillos, por lo que han implementado mecanismos para atraer a niños y niñas, por ello agregaron sabores como cereza, menta y mora azul, a fin de que el sabor del humo les sea agradable, indicó el investigador del Instituto de Salud Pública de la Universidad Veracruzana (UV) Enrique Alejandro Colar Gómez.

Mencionó que la edad del consumo de cigarros disminuyó a edades de entre 11 y 12 años, en niños y niñas que cursan la educación primaria.

Explicó “son sabores para que los niños puedan fumar cigarros y no puedan sentir el sabor del cigarro tan desagradable, fuerte”.

Verónica Huerta/Avc