De incumplir el gobierno de Veracruz con dar un “castigo ejemplar” a los tres ex mandos y 16 policías de la secretaría de Seguridad Pública (SSP) vinculados a proceso por el delito de desaparición forzada en contra de 15 personas entre estos tres mujeres, entonces “Dará un mal mensaje” a la población, opinó la investigadora de la Universidad Veracruzana (UV) Estela Casados González.

Especificó que habría que esperar a que termine el proceso penal 22/2018 que se le sigue a estos imputados desde la semana pasada, para comprobar las acusaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) hace en su contra por el delito de desaparición forzada y que ahora en la audiencia se dio a conocer que fueron violadas sexualmente las tres mujeres víctimas.

La investigadora expuso “son declaraciones muy graves, que de comprobarse estas acusaciones, se tendría que aplicar todo el peso de la ley para estos elementos que abusaron y ejercieron violencia sexual, física y psicológica a las víctimas”.

La integrante del Centro de Estudios de Género de la UV, lamentó que estas ex autoridades, ahora encerradas en el penal de Pacho Viejo, pusieran en evidencia que las fuerzas del orden no estaban para cumplir con su responsabilidad de dar seguridad, sino que hacían daño.

“Lamentablemente está muy lejos esa figura que procuraba nuestro bienestar, procuraba justicia, en cambio vemos estos sucesos que de comprobarse estarían dando elementos para agravar más la situación de desconfianza general”, indicó.

También esta investigación realizada por la FGE en la que pone de manifiesto como los ex altos mandos de la SSP permitían las violaciones sexuales de policías a las mujeres privadas de su libertad, revela que es el género femenino que más riesgos padece.

“Habla de la gran inseguridad que vivimos la población en general, pero sobretodo las mujeres, que documenta la gran desconfianza que tenemos de la policía, de las fuerzas del orden” indicó.

Lo importante aquí, dijo la investigadora es ver qué ocurrirá con esos ex jefes de la SSP y los policías, y esperar que tengan un castigo ejemplar por parte del gobierno de Veracruz, el Poder Judicial del Estado y la Fiscalía General del Estado (FGE).

“Lo sobresaliente del asunto es que se han evidenciado estos casos y esto obliga al gobierno estatal a castigar estos delitos tan lamentables, de no hacerlo, de no dar un castigo ejemplar a este tipo de vejaciones, siempre y cuando comprueben, de no castigar estará dando un mal mensaje. Eso se tiene que hacer, castigo ejemplar para quienes se le comprueben estos delitos” finalizó.

Verónica Huerta/Avc