La Haya, Holanda, 12 feb (Xinhua) — El ministro de Relaciones Exteriores de Holanda, Halbe Zijlstra, admitió en una entrevista con el periódico holandés “De Volkskrant” publicada hoy que mintió acerca de una reunión con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en 2006.

Zijlstra había afirmado anteriormente que estuvo presente en una reunión con el presidente ruso en la casa de campo de Putin en 2006, donde el presidente habló acerca de una “Gran Rusia”.

El ministro indicó que se encontraba en la parte de atrás de la habitación cuando escuchó la respuesta de Putin a la pregunta sobre lo que quería decir con “Gran Rusia”. De acuerdo con su versión inicial, el presidente ruso indicó que incluía a “Rusia, Bielorrusia, Ucrania y los Estados Bálticos, y también sería bueno añadir a Kazajistán”.

Ahora el ministro de Relaciones Exteriores holandés admitió que no estaba en el lugar  y afirmó que hizo la declaración falsa con el objetivo de proteger a su fuente.

A pesar de la admisión de la mentira sobre su presencia, Zijlstra insiste en que Putin realmente hizo la controvertida declaración.

El canciller declaró que el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, tuvo conocimiento de la falsa historia desde hace varias semanas.

Parta Rutte, la mentira no es razón para que Zijlstra renuncie como ministro de Relaciones Exteriores. “No fue prudente actuar así”, dijo Rutte, quien regresó hoy de PyeongChang, donde se llevan a cabo los Juegos Olímpicos de Invierno.

La admisión de Zijlstra surge en un mal momento porque tiene planeado viajar el martes a Rusia para reunirse con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, por primera vez como ministro de Relaciones Exteriores. El tema del desplome del vuelo MH17, que costó la vida a 298 personas, 196 de las cuales eran holandesas, está en la agenda.

El Equipo de Investigación Conjunta (EIC) encabezado por Holanda está convencido de haber obtenido evidencia irrefutable de que el vuelo fue derribado por un misil BUK ruso. Sin embargo, Rusia rechazó esa conclusión y calificó al informe del EIC como “tendencioso y políticamente motivado”.