Guangzhou, 8 feb (Xinhua) — Alrededor de 20 robots policía están patrullando la estación ferroviaria del norte de la ciudad de Shenzhen, en el sur de China, para garantizar la seguridad de los pasajeros durante la temporada alta de viajes con motivo de la Fiesta de Primavera, o Año Nuevo lunar.

Los robots, de cerca de un metro de altura, fueron puestos en operación el miércoles, y ayudan a sus colegas humanos en el cumplimiento de sus deberes, como pedir a los viajeros que se abstengan de fumar y buscar sospechosos.

Los pasajeros también pueden ponerse en contacto con los policías reales a través del sistema de conversación visual ubicado en la “cara” de cada robot.

Algunos robots bailan para entretener a los viajeros, y también ofrecen servicios como exámenes de la presión arterial y transmisión de noticias.

La temporada alta de viajes de la Fiesta de Primavera de este año comenzó el 1 de febrero y durará 40 días. Se estima que los chinos realizarán unos 3.000 millones de viajes durante este periodo.