El Presidente Enrique Peña realizó este día más movimientos en su Gabinete antes de que inicien formalmente las campañas electorales de 2018. El anuncio se dio en la Residencia Oficial de Los Pinos junto con sus colaboradores y ante medios de comunicación.

Esta mañana, Aurelio Nuño Mayer –quien era uno de los posibles abanderados del PRI– presentó al Presidente Peña Nieto su renuncia como Secretario de Educación Pública. Será el coordinador de campaña de José Antonio Meade, así lo confirmó durante su último discurso.

“Hoy he aceptado la renuncia del maestro Aurelio Nuño Mayer como titular de la Secretaría de Educación Pública”, anunció Peña. “Agradezco su servicio al Gobierno de la República, a nuestro país. Muchas gracias por tu entrega comprometida siempre pensando en México. En sustitución del maestro Aurelio Nuño Mayer, he decidido nombrar al maestro Otto Granados Roldán como nuevo Titular de la SEP”.

Más tarde, durante un discurso frente a medios de comunicación en la que resaltó la implementación de la Reforma Educativa, anunció que se irá a coordinar la campaña de Meade.

“He presentado la renuncia porque he recibido la muy generosa invitación del doctor José Antonio Meade Kuribreña para coordinar su precampaña a la Presidencia”, dijo Aurelio Nuño Mayer esta tarde al despedirse de su equipo de trabajo en la Secretaría de Educación Pública.

El subsecretario de Planeación, Evaluación y Coordinación de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Otto Granados, será a partir de hoy el encargado de despacho en esa dependencia. Cierra el tramo de la SEP de Peña quien fuera Gobernador de Aguascalientes y vocero del ex Presidente Salinas de Gortari.

Nuño se veía emocionado durante el anuncio. Le dio un largo abrazo a Granados y por algún momento parecía que se le humedecían los ojos.

“Quiero reconocer su contribución al fortalecimiento de la formación y la evaluación de nuestros docentes, así como al mejoramiento de la infraestructura escolar y a la concreción del nuevo modelo educativo que busca que nuestras niñas, niños y jóvenes especialmente aprendan a aprender y estén mejor formados ante los retos que demanda un mundo cada vez de mayor competencia, de un mercado laboral cada vez más exigente”, agregó Peña.

Para Nuño, la Presidencia de Peña Nieto ha significado básicamente su posicionamiento como alguien reconocido en la vida pública. Antes de 2012, su carrera política era nula.

Analistas consultados por SinEmbargo han dicho que la Reforma Educativa, pese a ser un paso importante, podría ser contraproducente y agravar algunos problemas porque no fue bien planeada ni gestada, con tiempo suficiente, para constituir un proyecto serio y efectivo. El próximo Primer Mandatario deberá enfrentarse a una educación pública que deja varios pendientes: el rezago que aflige al 25 por ciento de la población en México; el amplio gasto corriente del sector [97 por ciento de su presupuesto] y la poca inversión en educación [1 por ciento de su presupuesto]; la calidad educativa, que más que respuestas, levanta dudas, y el conflicto magisterial contra la evaluación de profesores y el nuevo Servicio Profesional Docente.

Según los expertos, hará falta más compromiso con la educación y menos con la política.

Granados, quien llega a la SEP, fue Secretario Particular de Jesús Reyes Heroles en la Secretaría de Educación Pública y consejero político de la embajada de México en España. Fue Oficial Mayor de la Secretaría de Programación y Presupuesto cuando Carlos Salinas de Gortari era el titular. De allí, Granados pasó como Secretario de Información del Comité Ejecutivo Nacional del PRI y luego Coordinador General de Comunicación Social de la campaña presidencial.

Salinas fue a Otto Granados lo que Peña a Aurelio Nuño. Fue Director General de Comunicación Social y Vocero de la Presidencia de la República de 1988 a 1992, año en que fue postulado como candidato a Gobernador de Aguascalientes. Ganó, y gobernó hasta 1998.

De izquierda a derecha, en 1992: Otto Granados Roldán, Carlos Salinas y José Carreño.

De acuerdo con los mismos círculos políticos, el Ejecutivo federal planea cambios en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Tuffic Miguel Ortega asumiría la dirección; es Director Incorporación y Recaudación. El cambio en esa dependencia se daría para permitir que Mikel Arriola compita por la nominación como candidato del PRI a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

Por la mañana, los rumores indicaban que Luis Miranda Nava dejaba la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y que su lugar sería ocupado Vanessa Rubio, subsecretaria de Hacienda. No sucedió, hasta el momento.

Con información de Sin Embargo