Apenas se supo del homicidio de la Fiscal Especializada en Delitos Sexuales y contra la Familia, en Pánuco, Yendi Guadalupe Torres Castellanos, y el diputado local por ese distrito, Rodrigo García Escalante, se apuró a declarar que el homicidio estaría relacionado con “maleantes” que tenían tratos con familiares directos de la hoy difunta. Y es que ahora se sabe que la Fiscal asesinada fue en 2008 parte del gobierno municipal priista, que en ese entonces encabezaba Ricardo García Guzmán, padre del ahora diputado Rodrigo García Escalante, donde se desempeñó como inspectora de alcoholes. A ver cuándo cita la Fiscalía General del Estado a declarar a los García Escalante sobre este asunto, en el que al parecer estarían involucrados. La mañana de ayer, el oficioso diputado que llegó a esa posición por el PRI y ahora ya milita en el PAN, de cuya bancada forma parte en el Congreso Local, pidió al periodista Ciro Gómez Leyva hacer declaraciones sobre el caso, no se sabe si para lavarse las manos y las de sus familiares o para empinarse con este asunto, y es que en la entrevista el exedil de Pánuco solo se exhibió presentando una muy enredada versión de los hechos que llama a la duda sobre una presunta participación en los hechos de parte de la familia del “Porky” Rodrigo García Escalante, protagonista en la ciudad de Xalapa, hace varios años, del crimen del joven Humberto Palomeque, a quien ultimaron a puñetazos y patadas.