El aire, el agua y el suelo tóxicos son responsables de la muerte prematura de 9 millones de personas cada año.

Esto es 1 de cada 6 muertes que se producen cada año en el mundo. 15 veces más que las muertes por guerra y hambre, y tres veces más que las muertes por SIDA, tuberculosis y malaria.

Así lo refleja un estudio publicado por la prestigiosa revista The Lancet. La mayoría de las muertes se producen por enfermedades relacionadas con la contaminación, como enfermedades del corazón, derrames cerebrales y cáncer de pulmón.

La mitad de las muertes la provoca la contaminación atmosférica causada por automóviles. Otras 2,9 millones de muertes provienen de la contaminación del aire interior, como la provocada por estufas de leña.

El agua tóxica es responsable de otras 1.8 millones de muertes cada año. Por último, la contaminación en el lugar de trabajo, es responsable de alrededor de 800.000 muertes al año.

Estados Unidos y Japón encabezan la peligrosa lista de mayor número de muertes por contaminación

Y la situación podría empeorar. Aún no se cuentan las muertes por demencia o la diabetes, cuya relación con la contaminación aún está poco investigada por la comunidad científica.

Además el impacto desconocido de cientos de productos químicos y pesticidas podría aumentar el número total de muertes relacionadas con la contaminación.

Con información de Muy Interesante