Una maestra colombiana obligaba a sus alumnos a tener relaciones sexuales con ella. La docente únicamente identificada como Yokasta hacía uso de las redes sociales para enviarles fotos en las que utilizaba poca ropa y poses sugerentes a sus alumnos, para así hacerles propuestas.

Yokasta los llevaba a su departamento, bajo la promesa de que tendrían buenas notas si aceptaban sostener relaciones con ella y satisfacerla; si se negaban los amenazaba con reprobar.

Los hechos se dieron a conocer por la denuncia de uno de los padres de familia que levantó la denuncia que llevó a la profesora a ser sentenciada con 40 años de cárcel e iniciar su proceso de divorcio.