Tras el asalto y asesinato de la universitaria Mariana Fuentes por parte de cuatro sujetos, uno de ellos chofer de Uber, el gobierno de Puebla le suspendió temporalmente el permiso de operación a la plataforma de transporte privado.

El gobernador Antonio Gali señaló que se trabajará en una iniciativa en el Congreso del estado, para endurecer el control de este tipo de transporte y garantizar la seguridad de los usuarios.

Tras aprobar la nueva legislación, tanto Uber como Cabify, a la que se le suspendió el permiso hace varias semanas, podrán volver a operar en la entidad, explicó, de acuerdo con Quadratín.

“Vamos a dar un anuncio que va de la mano del Congreso local, para regular de manera definitiva, en Puebla, el servicio ejecutivo de taxis, donde se ha visto que las empresas no muestran interés en quienes manejan estos vehículos”, puntualizó el gobernador.

El 30 de septiembre, Mariana Fuentes, estudiante de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), fue asaltada y asesinada a tiros por cuatro sujetos, uno de los cuales era chofer de Uber.

Por estos delitos, las autoridades de Puebla han detenido a tres hombres y están en busca de un cuarto implicado.

Semanas antes, el 8 de septiembre, la universitaria Mara Castilla fue violada y asesinada, presuntamente, por el chofer del auto de Cabify que abordó para llegar a su casa.

El sujeto fue detenido y vinculado a proceso por el delito de feminicidio y permanece encarcelado en tanto se lleva a cabo la investigación en su contra.

Con información de Excélsior