La integrante de la Comisión de Gobernación del Congreso local, María Josefina Gamboa Torales confirmó que es procedente el desafuero del alcalde de Coxquihui, Reveriano Pérez.

Minimizó lo dicho por los integrantes de la comisión Instructora en el sentido que no es procedente el dictamen pues no reconocen a la presidenta de la comisión Judith Pineda.

Aseguró que esa versión que se filtró a los medios de comunicación es un distractor, toda vez que los diputados no quieren confirmar la procedencia del juicio de procedencia porque le tiene miedo al alcalde priista.

Recordó que desde que se presentó la solicitud del Fiscal General Jorge Winckler Ortiz, de desaforarlo, los diputados sabían que había elementos para quitarle la protección de la ley.

Sin embargo, se negó la procedencia del mismo por el temor que le tienen al munícipe y señaló que los diputados Emiliano López Cruz, José Kirsh, Ángel Armando Contreras y Amado Cruz Malpica han externado su preocupación de que Reveriano Pérez pueda tomar alguna represalia.

Afirmó que la participación de los diputados de oposición en la comisión Instructora que acudieron -de último minuto- a la reunión de pruebas y alegatos, se atribuye a que se les podría fincar responsabilidad por el incumplimiento de un deber legal.

La panista insistió que aún y cuando los diputados de oposición hayan firmado bajo protesta el dictamen tiene validez legal y aun no se define cuándo será votado, toda vez que se tiene programadas dos sesiones extraordinarias en lo que resta del mes.

Reconoció que una vez que se someta a votación la Fiscalía General puede detener a Reveriano Pérez, lo que puso en duda que se pueda lograr pues el priista ya está sobre aviso ante la difusión de la resolución del dictamen.

Isabel Ortega/Avc