Las comunidades del norte de California cuentan con una amplia gama de alertas contra incendios: mensajes de texto, correos electrónicos y tuits.

Pero al ver cómo las recientes conflagraciones dejaron al menos 29 muertos, última cifra publicada por The New York Times, las autoridades dicen que reexaminarán el sistema de advertencias.

Los condados usaron diversos canales de comunicación para exhortar a la población a evacuar, pero esos canales funcionan a base de teléfonos celulares, líneas telefónicas domésticas o internet.

El miércoles las autoridades dijeron que, aunque la prioridad es sacar a la gente de incendios activos, reexaminarán métodos usados y si hubiera sido posible alertar a la gente con tan poco tiempo de anticipación.

La gente estaba durmiendo, era de noche, y estos incendios devoraron a estas comunidades inesperadamente en cuestión de minutos”, dijo el jefe de bomberos, Ken Pimlott.

Había muy poco tiempo para avisar a cualquier persona, sea el método que fuera”.

En casos de emergencias donde minutos o segundos pueden significar la diferencia entre la vida o la muerte, cualquier sistema de alarma tendrá sus imperfecciones y no todos recibirán los mensajes.

El condado de Sonoma usa un servicio que envía mensajes de texto o emails cuando se ordena una evacuación, pero los habitantes tienen que registrarse previamente.

También hay una app que envía mensajes, pero igualmente, el usuario tiene que instalarlo en su teléfono.

Las autoridades tienen también un sistema mediante el cual se realizan llamadas a líneas telefónicas fijas, pero eso sólo serviría a los domicilios que usan ese tipo de teléfono.

La policía del condado de Sonoma señaló que se enviaron miles de mensajes de texto el domingo a la noche, pidiendo a la gente huir. Sin embargo, el siniestro había dejado inoperativas a unas 80 torres de transmisión.

Por otra parte, los bomberos y servicios de emergencia consiguieron pequeños y lentos avances contra los potentes incendios.

Las últimas estimaciones del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California apuntan que la veintena de incendios que continúan activos, dispersos en diferentes zonas y variados en cuanto a su extensión, arrasaron en total más de 77 mil hectáreas.

Conforme los cuerpos de emergencia se adentren en el terreno calcinado, se espera que pueda aumentar la cifra de víctimas mortales debido a un incendio que ya figura entre los fuegos más mortíferos desde que se tienen registros en California.

Con información de AP y EFE