La empresa Comercializadora del Sureste embargó muebles de oficina del área de Recursos Humanos del Congreso local, lo anterior, porque no se pagó una factura de más de 50 mil pesos.

Así lo confirmó el coordinador de comunicación social del Congreso local, Sergio Melo, quien detalló que fue el ex responsable de esa área, Serafín Hernández Sagahón, hizo la compra de manera directa a la empresa con sede en Fortín de las Flores, lo que es irregular.

En entrevista detalló que desde el mes de marzo la empresa Comsur les notificó de un pendiente de pago de una compra que se realizó el 23 de diciembre del año 2016.

“Serafín Hernández Sagahón les solicitó muebles para ubicarlos en diferentes áreas del Congreso, pero él no tenía esa atribución de pedirlos, ni tampoco siguió los procesos administrativos de adquisición y cuando viene a cobrar la factura el Congreso no los identifica”

Incluso, detalló, los muebles no forman parte del inventario de la Cámara por lo que se recomendó a la empresa Comsur recuperarlos “y dejaron algunos bajo su propia responsabilidad y van a buscar que se les pague”.

Explicó que el Congreso no puede proceder legalmente contra el exfuncionario, pero sí la empresa que podría exigir el pago del compra que realizó el priista.

Isabel Ortega/Avc