La renuncia de Margarita Zavala al PAN traerá fracturas al interior de dicho partido político, por ser una persona que representaba un emblema para la militancia panista, afirmó la diputada federal, Gabriela Ramírez.

Entrevistada después de visitar al alcalde Ramón Poo Gil, la legisladora federal dijo que es muy lamentable que la dirigencia nacional se empecine en seguir con intereses que no benefician en nada a su partido, dejando ir a una persona tan valiosa y representativa como lo es la exprimera dama de México.

Gabriela Ramírez señaló que le da tristeza lo que está pasando en su partido, porque esto lo único que ocasionará será una fractura, ya que no se puede dejar ir a miembros que han militado por años y que por intereses mezquinos echen por tierra todo un trabajo.

Indicò que ya Ricardo Anaya se debe definir, si quiere seguir siendo dirigente nacional del PAN o quiere ser el candidato a la presidencia de la república, porque no se puede ser juez y parte en una contienda que reviste importancia, no sólo para su partido sino para el país.

Tere G. Quintero