Cincuenta años al servicio del SNTE y del PRI, considerado como un cacique magisterial y un aliado de las peores causas de gobiernos como el de Fidel Herrera Beltrán y, sobre todo, el de Javier Duarte de Ochoa, para el que controló el Congreso Local y le aprobó todas las iniciativas que le sirvieron para saquear Veracruz, la noche del pasado jueves dejó de existir el llamado “líder moral” de la Sección 32 del SNTE y cabecilla del llamado Equipo Político, Juan Nicolás Callejas Arroyo, quien deja como legado una historia de abusos al amparo del poder y la instauración de la peor etapa de corrupción en el sector educativo en toda la historia de Veracruz. Juan Nicolás Callejas Arroyo fue en 1978 frustrado candidato a la Secretaría General de la Sección 32 del SNTE y para 1980 fue diputado local. Tras la muerte de Alfonso Arroyo, quien murió de un infarto fulminante en un motel de Banderilla mientras sostenía relaciones sexuales con una maestra aspirante a obtener plaza magisterial, Juan fue nombrado Secretario de Organización del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del SNTE y en 1986 fue nombrado Secretario de Trabajo y Conflictos de Secundaria del CEN del SNTE. En ese año, también fue diputado federal. Entre 1989 y 2000, ocupó consecutivamente seis secretarías en el CEN del SNTE: desde Pensiones y Jubilaciones hasta Cultura y Recreación. En el año 2000, el maestro Callejas  volvió a ser diputado federal; luego fue diputado local en 2004 y presidente de la Mesa Directiva. Fue hasta el 2011 cuando dejó su cargo del SNTE veracruzano para transfigurarse en “Líder Moral” del magisterio estatal. Su último encargo fue como Presidente de la Junta de Coordinación Política en la pasada legislatura… Descanse en paz quien dejó viva una denuncia penal en la PGR en contra del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.