Un hombre fue ejecutado en calles de la zona centro en Xalapa, cerca de la esquina que forman las calles Rafael Lucio y Poeta Jesús Díaz, provocando la movilización de diversos cuerpos policíacos y de socorro que, sin embargo, nada pudieron hacer pues la persona yacía sin vida tras los disparos.

Los testigos aseguran que sujetos que viajaban en un automóvil Mazda le dispararon mientras transitaba por las céntricas calles.

La persona acribillada era Antonio Mota, quien fuera jefe de seguridad en la Secretaría de Finanzas y Planeación durante los gobiernos de Fidel Herrera Beltrán (con quien sostuvo una relación sumamente estrecha) y Javier Duarte de Ochoa.

Al principio del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, Mota fue despedido y, como forma de protesta, se encadenó al edificio de la dependencia para exigir pagos no cubiertos por el actual gobierno.