Con motivo de los festejos patrios, la Orquesta Sinfónica de Xalapa (OSX) interpretará un programa con obras de los autores nacionales Eduardo Gamboa, Manuel M. Ponce y Julián Carrillo, el jueves 14 de septiembre a las 20:30 horas en Tlaqná, Centro Cultural, y con precio especial de 150 pesos para todo público.

Las partituras a interpretarse son Fanfarria y Tenexac (pasodoble) de Gamboa, el Concierto para piano y orquesta de Ponce y la Sinfonía número 1 de Carrillo, con Jorge Federico Osorio anunciado como solista.

La presencia de Osorio se establece como el atractivo básico en la audición de referencia. Nacido en la Ciudad de México en 1951, es hijo de la destacada pianista mexicana Luz María Puente, de quien heredó el talento que le convierte en un artista multigalardonado a nivel internacional.

Ha actuado en las principales orquestas del mundo, incluyendo las sinfónicas de Atlanta, Chicago, Cincinnati, Dallas, Detroit, Milwaukee, Filadelfia, Pittsburgh y Seattle, en Estados Unidos. También ha trabajado con las orquestas mexicanas más destacadas, así como las de Israel, Varsovia, Real Filarmónica de Londres, São Paulo, Estatal de Moscú, Nacional de Francia, Philharmonia y del Concertgebouw en Ámsterdam.

Durante la temporada 2017-2018 interpretará los cinco conciertos para piano de Beethoven con la Sinfónica de Atlanta, hazaña que ha realizado antes con Sinfónica de Chicago bajo la dirección de James Conlon, en dos noches consecutivas.

Su amplia discografía apunta hacia diversas épocas y muy variados compositores y sus registros se distribuyen con los sellos Artek, ASV, CBS, EMI, IMP y Naxos. Actualmente reside en Chicago y es artista exclusivo para la firma de pianos Steinway.

Osorio habrá de ser solista en una partitura que se considera básica en el repertorio nacional. El maestro zacatecano Manuel M. Ponce (1882-1948) generó tres conciertos que hoy son segmentos básicos en el repertorio de solistas y orquestas: el Concierto del sur, para guitarra y orquesta, el Concierto para violín y el que se interpreta en la jornada de referencia.

El Concierto para piano de Ponce fue terminado en 1910, cuando su autor era un joven de 28 años de edad y el nacionalismo musical mexicano asomaba tímidamente. Se estrenó con el propio Ponce como solista, en junio de 1912. En esta obra es posible detectar muchos elementos propios de la tradición romanticista europea, con atisbos hacia los estilos de Chopin y Liszt. La influencia pianística de Liszt se explica por el hecho de que Ponce tomó clases con uno de los descendientes artísticos del maestro húngaro, llamado Martin Krauze.

Reconocer en Ponce al pionero del nacionalismo mexicano es apuntar a una de las muchas facetas de este notable creador. Si bien queda claro que en diversos rasgos de su producción se distingue el estilo propio de la música de salón del Porfiriato, también encontramos trazos del impresionismo y un elegante estimo derivado directamente del romanticismo europeo.