En la jornada de sesión para votar la conformación de la Mesa Directiva de San Lázaro, marcada por la división entre las bancadas, no hubo mayoría y ha sido turnada a la Junta de Coordinación Política.

En votación nominal, no se aprobó con 257 votos a favor, 209 en contra y 2 abstenciones, el acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) relativo a la conformación de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados para el tercer año de ejercicio de la LXIII Legislatura.

Las bancadas del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano mantienen su protesta de no avalar la propuesta para que Jorge Carlos Ramírez Marín presida la Cámara de Diputados.

La bancada de Morena, por su parte, ha votado en contra de la iniciativa.

Cabe señalar que la sesión inició sin acuerdo previo aunque el coordinador acusó que el PRI intentó comprar a legisladores panistas para obtener su voto.

Horas antes de que venza el plazo para la instalación de la nueva Mesa Directiva, los jaloneos entre los partidos en la Cámara de Diputados por la instalación de la Mesa Directiva siguen.

A las 15:25 h y con 442 legisladores presentes, dio inicio la primera sesión de este período, donde el tema principal es la discusión del acuerdo que desde el pasado jueves fue avalado en la Junta de Coordinación Política (Jucopo), por seis de los ocho partidos representados en San Lázaro, donde se define a la nueva Mesa Directiva encabezada por el priista, Jorge Carlos Ramírez Marín.

Este acuerdo fue avalado en su momento por el PRD y Movimiento Ciudadano, quienes ahora han formado un frente opositor junto con el PAN para impedir la instalación de la nueva Mesa Directiva, condicionando su voto a que en el Senado no se permita el llamado “pase automático” del procurador a Fiscal General.

Sin embargo, en este vaivén de declaraciones y de los posicionamientos en pro y contra, ha destacado la confianza que tiene el PRI y Partido Verde de que alcanzarán las dos terceras partes de los votos de los legisladores presentes en el Pleno para aprobar el acuerdo y por fin se instale la Mesa Directiva.

Cabe destacar que la Ley Orgánica de la Cámara de Diputados no prevé un escenario como el que vive en estos momentos, por lo que existe un vacío legal al no saber qué sucederá si no se llega a un acuerdo, sigue la expectativa.

Con información de López-Dóriga Digital