Aunque a muchos se les quemen las habas, lo cierto es que en este momento los tiempos políticos son los del Presidente. Los de Veracruz deberán esperar un poco más. Enrique Peña Nieto entregará este viernes al Congreso su Quinto Informe de Gobierno y tendrá un concurrido acto político la mañana del sábado. A eso, y no a otra cosa, está dedicado. Por eso, este lunes convocó a una comida a todos los senadores del PRI y el Partido Verde, que representan mayoría en la Cámara alta. Por supuesto, ahí estaban Héctor y Pepe. Cuentan que el tío Héctor abordó al Presidente para comentar sobre el tema de la inseguridad en Veracruz; la respuesta fue afectuosa, hasta cálida. Se conocen bien. Así que, hasta ahora, no hay primicias, sólo nostalgia.