El juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, ordenó hoy la puesta en libertad provisional para Salh el Karib, el sospechoso de participar en el doble atentado de Cataluña que permanecía bajo retención judicial hasta corroborar una serie de datos sobre su presunta vinculación el grupo extremista. Karib, marroquí de 34 años, es el dueño de un locutorio en Ripoll y se le vinculó con la célula yihadista porque desde su comercio se vendieron dos boletos de avión a nombre del supuesto líder de la célula yihadista, el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, que murió durante la explosión fortuita en su casa de Alcanar, Tarragona, que utilizaban como base de operaciones.

Del total de los cuatro detenidos que dejó la operación policial a raíz de los atentados mortales en Cataluña -15 muertos y 130 heridos- finalmente dos de ellos permanecen en prisión y dos más fueron puestos en libertad y al parecer no tienen relación con los hechos delictivos. El pasado martes por la noche, el juez Andreu ya liberó a Mohamed Aalla, hermano de dos integrantes de la célula yihadista y que fue detenido porque el vehículo en el que fueron interceptados cinco de sus integrantes en Cambrils estaba a su nombre.

El dueño del locutorio negó ante el magistrado su vinculación con la trama y justificó la emisión de los boletos de avión desde su comercio en una mera transacción comercial habitual en su negocio. Después de que el juez decidiese prorrogar su retención judicial 72 horas, pero sin enviarlo a prisión, finalmente el juez Andreu decidió su puesta en libertad y le obligará a comparecer ante la justicia una vez a la semana. A diferencia de Aalla, que tendrá que firmar ante la comisaría o algún juzgado una vez al día.

Esta decisión se produce además un día después que el propio Estado Islámico difundiera un video en el que asumía la autoría de los atentados, de nuevo, y además lanzaba duras amenazas con el país por colaborar con Estados Unidos en su guerra contra este grupo. “Dejad esta guerra. Salid fuera de la unión de cristianos [en referencia a la participación española en la coalición internacional contra el IS que lidera Estados Unidos]. Si no, nunca jamás os dejaremos tranquilos”, asegura en el video el militante del Daesh que está identificado como Abu Salman al Andalusi (el Andaluz).

Y añaden en otra parte del comunicado, de tres minutos de duración: ”Le pido a Alá que acepte a nuestros hermanos de Barcelona. Nuestra guerra contra vosotros seguirá siempre hasta el fin del mundo. Y a los cristianos españoles, os olvidáis de la sangre derramada de los musulmanes por la Inquisición española. Vengaremos vuestra matanza y la que estáis haciendo actualmente con el Estado Islámico”.

Con información de La Jornada