Trabajadores del Sistema de Agua y Saneamiento de Veracruz (SAS), se manifestaron en la capital para exigir sus fuentes de trabajo y el pago de adeudos por 140 millones de pesos que incluyen salarios caídos, prestaciones y el fondo de ahorro que hicieron por contrato mientras operaba el organismo.

En la Plaza Lerdo de esta capital exigieron solución a sus demandas y acusaron que de manera injusta fueron despedidos de sus fuentes de trabajo desde el año pasado, sin embargo se mantendrán en la lucha hasta las últimas consecuencias, pues insisten en la demanda de pago de los adeudos que se mantienen con ellos.

“Nos hemos dado cuenta de que no fuimos los trabajadores los causantes del quiebre del SAS sino el alcalde de Veracruz y el gobierno anterior hicieron lo posible por quebrar el organismo”, expresaron los manifestantes, quienes dijeron que incluso se han encontrado con problemas de operación del organismo que han detonado en el retiro de una de las empresas encargadas de los trabajos.

“Aguas de Barcelona se retiró de la operación desde hace 2 meses, sin embargo Odebrecht sigue operando el sistema”, dijeron los trabajadores, a quienes en reuniones recientes se les dijo que de los 12 millones de pesos que se les pagarían esta semana ya no hay la disponibilidad, pues fueron utilizados para trabajos de mantenimiento y reparación de las líneas de conducción de agua.

A siete meses de que se iniciaron las pláticas para llegar a una resolución, los trabajadores reconocieron que esto no había avanzado “las pláticas van muy mal, solo hay reuniones y no hay avances, a pesar de que se tienen ya 7 meses en el proceso de las reuniones y no hay resultados”.

Por ello en esta ocasión acudieron a manifestarse en Xalapa, para hablar de la situación que enfrentan y exigir que haya una solución definitiva a su demanda de reinstalación y de liquidación de los adeudos.

AVC/Noticias