Ixtaczoquitlán, Ver.- Con el uso de la fuerza pública, el gobierno municipal de Córdoba liberó las válvulas de agua del venero conocido como Dos Arroyos, las cuales habían sido cerradas desde hace dos semanadas.

El cierre había ocasionado escasez del vital líquido en al menos 30 colonias de Córdoba y la congregación Peñuela, en Amatlán de los Reyes.

La madrugada de este viernes, elementos de la policía estatal acompañados por personal Jurídico del Ayuntamiento, ingresaron a la propiedad de Porfirio Leyva Olaya-trabajador de HidroSistemas de Córdoba- quien exigía 12 millones de pesos por el uso del manantial.

Las válvulas, que suministran de agua potable a por lo menos 30 colonias del municipio, habían sido encadenadas, por lo que uniformados realizaron trabajos para retirar los candados para que se permitiera el paso del agua por la tubería que conduce a Córdoba.

El síndico Luis Alberto García Hernández dijo que la acción derivó a que se obtuvo una orden judicial para poder abrir las válvulas.

“Se ha procedido penalmente en contra del dueño del manantial Porfirio Leyva Olaya quien exigía una modificación al convenio de paso de servidumbre establecido desde el 2010”, comentó.

A su vez, el alcalde Tomás Ríos Bernal arribó a la comunidad de Dos Arroyos y dijo que este afluente que surte a 50 mil cordobeses, a 19 comunidades y 20 colonias ya tendrán agua al ciento por ciento.

“Se atendió la situación y se aplicará el estado de Derecho por lo que ya no se tendrá ningún bloqueo en este sitio por lo que se encuentra instalada la cinta de prevención y permanecerán de guardia algunos policías estatales2, apuntó.

Miguel Ángel Contreras Mauss/Avc