Las redes sociales han venido a sumar en la transparencia de información y conocer la opinión pública sin filtros, los políticos mexicanos no se quisieron quedar atrás, por lo que comenzaron a notar la influencia de las redes sociales en la opinión pública, y por ello, decidieron incursionar en algo que no conocían, ni dominaban y a la fecha sigue igual, la única diferencia es el capital que invierten para sus campañas en redes sociales. Pero el uso que le dan a las mismas, en ocasiones, ha sido contradictorio con costos caros en cuestión de imagen.

A veces los errores en internet merecen más explicaciones, que cualquier declaración en medios tradicionales, un ejemplo es que por querer evitar malas interpretaciones ante una noticia negativa, y de alguna forma se está involucrado, se comete el error de borrar publicaciones, eso levanta más sospechas y desconfianza entre los ciudadanos, ahí tenemos la foto que borró Enrique Peña Nieto en donde salía con el gobernador de Chiapas y el cantante Julión Álvarez, señalado por vínculos de lavado de dinero en el narcotráfico, esto genera cuestionamientos negativos.

Si un ciudadano que le da uso personal a sus redes debe tener sus precauciones, un político debe tener el doble, no puede actuar como si no tuviera responsabilidades cívicas y públicas, no es malo publicar temas personales, pero para eso se tiene que pensar en lo que le aportará a sus lectores, ser serios con lo que se comparta, otro ejemplo, sin irme tan lejos, es el fiscal del estado de Veracruz, quien en su Twitter subió fotos de su comida comentando que estaba a dieta, aparte de que no existe relación de esto con su labor, publica esto cuando hay mucho por hacer, como detener a secuestradores, delincuentes; a este funcionario se le olvida no sólo el correcto uso de las redes sociales, sino el sufrimiento de personas que buscan a sus familiares desaparecidos.

Comparto que todos pueden hacer manejo de cualquier red social, sin minimizar los estudios que se deben poseer para hacer este trabajo, pero se debe tener algo muy importante: sentido común; lamentablemente la política mexicana no ha sabido hacer uso indicado para poder tener una comunicación bidirecional con ellos, y existen pocos que los ha llevado a ser gobernadores, como “el bronco”, es de dominio popular que este personaje contaba con mucha simpatía en redes sociales, esto fue bajando cuando empezó a gobernar, y se dio cuenta que no era lo mismo estar en campaña, que comunicar decisiones en su administración.

Es por ello que los políticos difícilmente harán buen trabajo en las redes sociales, no es imposible, pero lleva su tiempo y dedicación,  se puede obtener la atención de un gran número de personas siempre que se comunique lo que necesitan saber los usuarios, compartir que también hacen actividades comunes, los acercará más, sin hacer lo que hizo el fiscal de Veracruz, ante una crisis de inseguridad que se vive, no borrar lo que ya tenía días, (por algo se subió y por algo se bajó), como lo manejé antes: es cuestión de sentido común y buscar sumar información positiva a internet.

www.sairaegomez.wordpress.com

Twitter:@sairagomez

e.gomez.saira@nullgmail.com