“Juego de Tronos” volvió el domingo con su séptima y penúltima temporada, poniendo fin a una espera más larga de lo usual mientras sus seguidores esperaban ansiosos su oferta semanal de sexo, violencia y dragones.

ATENCIÓN: ALERTA DE SPOILER

HBO había retrasado la producción y su debut, uno de los grandes eventos de la televisión a nivel mundial, tuvo lugar cuatro meses después de lo acostumbrado.

Pero los telespectadores no se sintieron decepcionados, a juzgar por los miles de comentarios aprobatorios que se vieron en las redes sociales por el explosivo comienzo, la llegada de la reina de los dragones Daenerys Targaryen a Westeros, y un muy publicitado ‘cameo’ de la sensación pop Ed Sheeran.

Hay muy pocos shows que puedan ofrecer tanta acción y emoción como el final de la sexta temporada de ‘Juego de Tronos’, pero hay incluso menos que sean capaces de lograr que un episodio de preparación como este resulte tan divertido”, dijo la publicación especializada Hollywood Reporter luego de su estreno.

El episodio de estreno, titulado “Dragonstone”, vio a la malvada Cersei Lannister (Lena Headey), ahora reina de los Siete Reinos, haciendo alianzas que amenazan al recién nombrado Rey del Norte, Jon Snow (Kit Harington).

La hábil envenenadora y cortadora de gargantas Arya Stark (Maisie Williams) aparece en el impactante comienzo vengándose de los asesinos de su familia en la infame Boda Roja.

El toque cómico lo ofreció el ganador de varios premios Emmy Ed Sheeran en un cameo como un soldado que canta una tonada -un “estreno”, aparentemente- sobre la mano de una mujer.

Su aparición desató un torrente de memes y emocionados comentarios de sus fans en Twitter, pero no todo el mundo estuvo contento de verlo ahí.

La revista Variety dijo que el cameo era “ridículo”, mientras que un seguidor en Twitter bromeó: “Si Arya mata a Ed Sheeran, valdrá la pena”.

Más humor

Durante horas, antes y después del estreno de la séptima temporada -a las 01H00 GMT del lunes (21H00 del domingo en la costa este de Estados Unidos)-, #GoTS7 y #GameofThrones fueron las principales etiquetas de Twitter a nivel mundial.

Fue tal el interés mundial que se desató, que el sitio HBO.com colapsó debido a la cantidad de visitantes durante la primera mitad del episodio.

Para algunas celebridades que siguen la serie, la espera había sido demasiado larga, especialmente para aquellos en la costa oeste, a quienes hicieron esperar tres horas más.

“No hay una manera de ‘mantenerme ocupado’ de forma que haga la espera menos dolorosa” dijo en un tuit Josh Gad, el Olaf de “Frozen”.

“Juego de Tronos” cuenta la historia de familias nobles luchando por el control del Trono de Hierro al mismo tiempo que se mantienen alerta ante una invasión de muertos vivientes, los caminantes blancos, desde el norte.

Esta serie tiene más premios Emmy que cualquier otro show en la historia y se transmite en 170 países, con ratings récords en todo el mundo. En Estados Unidos tiene una audiencia que supera los 20 millones por episodio.

La sexta temporada fue la primera que superó la trama de la serie de libros de R.R. Martin, “Canción de hielo y fuego”, y que siguió su propio camino.

La actual temporada constará de siete capítulos este año antes de volver en 2018 para una temporada final con seis capítulos.

“Como ha sucedido con cada estreno de temporada, el ritmo es lento”, escribió Lorraine Ali en Los Angeles Times.

“Acomodar todos los elementos de una manera cuidada para construir una temporada, con complejas subtramas, el gigantesco reparto y las impresionantes locaciones, es algo que toma tiempo”.

Pero Ali concluye diciendo que los creadores de la serie, David Benioff y D.B. Weiss, “volvieron a lograrlo, incluso con algo más de humor que en anteriores temporadas”.

Con información de Zócalo